El lector
Autor: Ernesto Piñeyro-Piñeyro

Comentario:

"Con Ojos de Niño". El Rictus de la Pobreza. Definiciones; "Rictus; 1.-  Contracción de los labios que deja al descubierto los dientes y da a la boca un aspecto parecido al de una sonrisa forzada. 2.-  Gesto del rostro que expresa un sentimiento desagradable o un estado de ánimo doloroso". Es deplorable y triste ver este rictus en nuestros semejantes. Sean niños, adolescentes, adultos o viejos. Verlo en infantes que empiezan a vivir, es lamentable. Espantoso, observarlo en viejos, lo que nos indica que han pasado por largos años de sus vidas, con carencias de todo tipo. Sumergidos en la inanición, la enfermedad, la vulnerabilidad, la victimización indiferente por los que no carecen de casi nada o de nada. Vayan a un supermercado, y observen la expresión angustiosa y expectante de los jodidos, en el momento de pagar. Ven como la registradora, con su sonido metálico va acumulando fríamente, lo que esperan poder saldar. Van dibujando ese rictus de la pobreza, asomándose en sus caras poco a poco. Hasta que se dan cuenta que no podrán cubrir el total. Le piden a la cajera que vaya eliminando uno por uno, artículos que ya no llevarán a sus casas. Pero que quizá fantasearon sorprender a su familia con ellos. A veces las chicas de las cajas son comprensivas, pero en otras se molestan y las he visto increpar  agriamente a esos clientes. Con comentarios de "Por qué no se fija si le alcanza". "Me está haciendo trabajar de más". El jodido está acostumbrado a estos desplantes, tratos y comentarios descalificadores. Solo responden fijando la mirada en un punto lejano, sonriendo forzadamente. Se alejan del escenario de su repetido acto de jodidez. Escurriéndose entre la multitud que se acumuló detrás de ellos, en la línea de cajas y que protestaba, por su retraso e interferencia. En los niños es patético, porque no comprenden, pero intuyen que molestan con su presencia. En ellos, el rictus aparece y desaparece, según la reacción de las personas que los tratan. En sus caras, aún no se han marcado indeleblemente, cual líneas de expresión definitivas, como con los adultos y los viejos. Pero ahí está, va y viene. Cuando van en grupo familiar, los pequeños observan con atención a sus mayores, esperando que todo salga bien y que los objetos deseados puedan ser pagados. Como lo dice la definición, con "Sonrisa forzada...". Con la cual tratan de aminorar las molestias que sienten causar a los demás. Esperando de regreso otra sonrisa, que casi nunca llega. Pero que no es capaz de esconder su estado de ánimo crónicamente desgastado por los años de penurias, privaciones, y carencias. Esa sonrisa que se enmarca en una tez manchada por la avitaminosis de los años de hambre, y desnutrición, evidente desde la temprana infancia. Casi siempre son pieles morenas, casi nunca blancas, ni siquiera apiñonadas. Pensar que más de la mitad de los mexicanos, son pobres de solemnidad, cf. Luís Echeverría, y la mitad de esa mitad, viven en la pobreza absoluta. Le pido a Dios que permita a AMLO cumplir con todos sus planes, y promesas de erradicación de la indigencia. Lo prefiero a la corrupción, pues creo que en este caso, es válido decir, "De dos males, (resolver), el mayor". Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ricardo Garrés Valdez

Comentario:

Cambiar la esencia del hombre. Jajá, sí, como no. Premio Nobel en Economía. Dado a tres economistas “que combaten la pobreza”; aunque una mejor redacción hubiera sido “quienes combaten los síntomas de la pobreza”... “que no sus causas”... ¿Es envidia de mi parte? No, solo intenta ser una apreciación más realista de su labor... y quizás arreglen su brújula. En cierta manera se parecen a Marc Benioff Presidente del Consejo y de la compañía “Salesforce”;  (“The need of a New Capitalism”, ayer en el NYT) “La necesidad de un capitalismo nuevo”… Algo así como “Un coyote consciente, social, cuidando las gallinas”..“Un PRI o PAN nuevo”... con los mismos granujas, pillos, ladrones y corruptos, pero acomodados en sillas musicales diferentes. Es un paliativo  ideológico tipo "Democracia Social"... lo que técnicamente denomino: "Cuentos orientales." Poner la esencia del hombre...  de cabeza. Si alguien cree que va a poder cambiar el “homos aeconomicus” de Adam Smith “Cada quien, siguiendo su propio interés obtiene el máximo bienestar para la comunidad” por el de “Cada quien siguiendo el interés de la comunidad obtiene el máximo bienestar personal” está viviendo en “La LA Land”...o “la tierra de los sueños”; o es un pillo de 14 suelas… como AMLO y otros quienes se disfrazan de luchadores contra la corrupción pero “ya puestos donde hay”, empiezan con las mismas mañas del PRI y del PAN: contratos gubernamentales multimillonarios sin licitación, como con el “Segundo Piso” y luego ocultando la información por diez o más años. Y conste, no soy anti-AMLO, pero como ciudadano debo señalar las incongruencia entre su discurso y sus acciones: Chavos mexicas, AMLO es nuestro empleado, no nuestro jefe. Abiy Ahmed Alí, primer ministro de Etiopía ganó el premio Nobel de la paz. Veremos si AMLO hace algo en la lucha contra el crimen y reduce los asesinatos drásticamente; podría calificar para este premio. En Etiopía siembran 50 millones de árboles ¡en 12 horas! No sé cuantos lleve AMLO con el programa “Sembrando Vida” pero dudo que se le acerquen a esa cantidad en los meses que lleva el programa. Más vale que ponga a la chaviza a sembrar árboles no vida… "pura vida." Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Autor: José Rivero

Comentario:

Superar el caos de seguridad prevaleciente es 1/16 inch algo menos que imposible. Las pocas autoridades responsables no pueden contra los cárteles que cuentan con la protección de policías corruptos, políticos extorsionados o vendidos y la misma sociedad totalmente desunida o ausente. La única conclusión que podemos alcanzar es que la política es una cochinada. Un verdadero caos enfrentamos, no hay partido político bueno y no hay trazas de cambio. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ariel Zapata

Comentario:

Es menester que los cronistas deportivos influyan positivamente en la formación social de la práctica del futbol. No aciertan a contentase con nada, al ver sólo las ramas del árbol. No se atreven a ver el bosque. Insisto en que todos ellos deben formarse culturalmente en instituciones como la del ICAMI, o la del IPADE, o la de  los diversos clubes consagrados a la formación del Ser. Existen muchas opciones. Los medios debieran invertir en esto y llevar seguimiento en esta formación. ¿Por qué? Porque es lamentable, que por ejemplo, dilapiden que la Selección Nacional participe en juegos con equipos que futbolísticamente son pobres y humildes en su desarrollo técnico y humano. Siendo preferible que jueguen con los más diversos equipos. De todos se aprende y se descubre, hasta de los más sencillos se aprende de su sencillez. Dicen que es perder el tiempo, cuando debieran con profundidad, de analizar sus características y su naturaleza, cada juego es una oportunidad independiente de su nivel futbolístico. Por ejemplo en el juego reciente con Bermudas en el Caribe sería la de ensayar tácticas a modo del contendiente, como fuera la de su velocidad, que vaya que la tienen, para que cuando jueguen contra Ronaldo o Messi, sepan controlarlos, es decir, practicar que hacer con la velocidad que le imprimen estos jugadores en sus piques hacia el marco. O la táctica de mandar centros largos al área contraria con rematadores como Macías, Uriel, Chicharito o el sonriente que no quiere venir y que juega en USA, por mencionar algunos. O bien la de los disparos de larga distancia, o la de jugar totalmente limpio cómo lo hicieron aplicando el “Fair Play”. Y, esto hay que implementarlo, precisamente, durante el desarrollo del juego, para ello se requiere de madurez mental y su formación. En cualquier acontecimiento se debe aprender y se distinguirá, que no se pierde el tiempo, sino que se aprovechan las oportunidades. Hay infinidad de prácticas que se pueden llevar a cabo con cualquier equipo que se enfrente la Selección Nacional. Vale. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: José Enrique Carrillo

Comentario:

Amigos de Monitor Político, el acarreo de personas a mítines, actos oficiales políticos es históricamente una práctica política en mi querido país; triste, pero real, el mesías tal vez no lo sepa o haga que no lo sabe, solo vean la historia de empleados que les pagan el día y un día de descanso por ir al evento, o les dan pa su refresco, cuando no son empleados y cuántos realmente van sin interés al mitin o evento, no sé; ahora bien, si pregunto en forma inocente ¿a dónde prefieres ir, a un juego de futbol, al cine o escuchar a un político? ¿Cuál evento gana sin acarreo? Recuerdo que los acarreados también pertenecen al sector rebaño sagrado o borregos; históricamente queda en la conciencia política del grupo o el mesías político que le venga el saco; conocí un político, es real, que decía voy si me llevas 300 personas, obviamente no se le invito porque con su amable petición por sí solo no juntaba ni esa cantidad; me tocó vivir muchas anécdotas como éstas, ahora soy solo espectador ciudadano y nunca milité en el sector borrego o acarreado, conciencia tranquila, y por último: usted decide si quiere ser borrego o acarreado solo es: sí o no, gracias por el espacio. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ernesto Piñeyro-Piñeyro

Comentario:

"Con Ojos y Oídos de Niño".- Todos somos Historiadores. Al final del día, como dice el refrán popular, "Cada quien habla de la feria, según le fue en ella". Cuando estamos refiriéndonos a hechos pasados de diversa índole, podemos tomar diferentes puntos de vista. El que parece más creíble, es el de participante y testigo presencial de los mismos. Aún así, cabe la posibilidad de lo subjetivo y lo relativo, de nuestros juicios. Otro, es el de depositario de los comentarios de terceros, que dicen haber estado en esos momentos, sin que nos conste. Uno más, es el de quien se informa por fuentes indirectas, consideradas fidedignas y fehacientes, como los medios impresos. Sean libros o periódicos, reputados como serios, objetivos y confiables. En todo caso, siempre estará presente, el sesgo personal del narrador o recopilador, y sus intereses personales, a la hora de hacer una interpretación de lo sucedido. Como ejemplo preponderante, tomemos los hechos del 68, en la Plaza de las Tres Culturas, de la ciudad de México. En los últimos cincuenta y un años, hemos escuchado opiniones en favor y en contra de lo allí sucedido, y sus participantes. Esto ha contribuido a crear una confusión mediática, por el enorme amasijo de datos. Manejados en la mayoría de los casos, sin prudencia, ética o intención de buscar la verdad. Generalmente, priva el deseo de imponer la visión personal, o la de un grupo de interés particular. De anular o neutralizar las opiniones de los contrarios, más que aclarar los hechos. Esto ha sido una extensión mediática de la contienda, y en la cual, el apoyo del gobierno o de grupos de diversos intereses, ha deformado, desvirtuado, enaltecido y hasta gloriado los hechos. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ricardo Garrés Valdez

Comentario:

“Son masoquistas los que prefieren el pasado”: AMLO. Cierto. Una observación: Los inmigrantes en Chiapas NO son masoquistas, no se quieren quedar en México que solo les ofrece hambre y discriminación. “De Guatemala… a Guatemala”: “Piden a caravana migrante,  detenida en Chiapas por la Guardia,  aceptar refugio en México. Olga Sánchez Cordero es una mujer de pocas luces. Así que esta gente, huyendo de la infame desigualdad, y por tanto, miseria,  de sus países, ¿vienen a México, otro país de infame miseria con un salario mínimo de cinco dólares al día, cuando en Estados Unidos es de $7.25 la hora? Es como si emigraran del desierto del Sahara al desierto de Altar. No pos no. Un cuento verdadero. ¿Cuánto vale la vida de un mexicano? ¿Y la de un italiano? 10 italianos inmigrantes asesinados en New Orleans en el otoño de 1890, acusados, sin pruebas de asesinar a un jefe de policía, David Hennessy, con muchos enemigos por sus acciones. Una multitud los linchó. Italia reclamó al gobierno del Presidente Harrison, rompiendo relaciones diplomáticas con Estados Unidos, y finalmente sus reclamaciones prevalecieron, y la administración de Harrison pagó una indemnización por los asesinatos. En 1891 en su Informe Presidencial, le solicitó al Congreso que protegiera a los ciudadanos extranjeros de la violencia de las multitudes. Naturalmente el gobierno de AMLO no exigirá reparaciones; y menos romperá relaciones diplomáticas por el asesinato de los mexicanos y mexicanos-americanos; ocupado como está en ser el policía gratis de Estados Unidos ocupado en que no pasen más emigrantes desesperados por la frontera sur a Estados Unidos. Esta narración lo tomé del artículo de Brent Staples “How Italians Became White” publicado ayer en el New York Times. También escribí un comentario y fue publicado criticando a AMLO y Ebrard a este respecto. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Buscador:

Paellas