El lector
Autor: José Rivero

Comentario:

Chuy García. Un honor haberlo conocido y haber compartido con él y sus vecinos, proyectos y caminos. Presidente de la Junta de Mejores de la colonia El Mezquital ejemplo de una triunfante lucha comunitaria llevando a los vecinos a una mucha mejor calidad de vida. Descansa Chuy en una paz ganada a pulso. El Progreso comunitario se debe y se puede conquistar. Reciba su familia mi más sentido pésame. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ernesto Piñeyro-Piñeyro

Comentario:

"Con Ojos y Oídos de Niño".-  Luis E*., "Hombre de palabra", ¡Yo te​ngo otros datos! (Además). (2/2).- Un poco de Humor, por cuenta de él; Como filólogo y sesudo etimologista, Luís E*., es "Rara Avis in Terris". Siendo secretario de Educación o Cultura del Estado, en un programa dominical, creo que Foro, se discutía el maniqueísmo político de algunas personas. Luís E*. acuñó la perla etimológica; "Maniqueo, Maniqueísmo", viene de maniquí...". ¿Qué? Un maniquí (del flamenco manneken, que significa 'hombre pequeño'), es un modelo articulado del cuerpo humano usado por artistas y escaparatistas. Maniqueísmo es el nombre de la religión universalista, fundada por el sabio persa, Mani (o Manes) (c. 215-276, d. C.), quien decía ser el último de los profetas enviados por Dios a la humanidad. Más humor; Hace algunos meses, en la sección que le asigna Héctor -Yo digo la verdad- Benavides, en su noticiero nocturno, quién por cierto parece no tener escrúpulos, ansias o inquietudes etimologistas, Luís E*., repitió la hazaña. Dijo que las personas "Cometen ""Auto-suicidios"", por diferentes causas...". Lo recomendaré a la Academia de la Lengua, para su sección de neologismos, pues ellos afirman que el prefijo latino, "Sui", significa, por si mismo, o a sí mismo. Así pues, auto-suicidio, como lo usa Luís E*., significaría, ¡doble suicidio, o sea, matarse uno mismo dos veces! El día de la presentación en el Aula Magna, del libro biográfico de Luís E*., dijo de sí mismo, "Soy hombre de palabra porque se origina en el centro temporal del cerebro, y requiere que los nervios del conocimiento y la emoción se integren". ¡Qué! ¿Lo puedes probar, o solo pasa en tu cerebro, y es una más de tus ocurrencias verborréicas? Nadie lo corrigió o pidió aclaraciones. En todo caso, todos los humanos tenemos esas conexiones nerviosas, ¿O no? Verborrea, no es igual a palabra empeñada, y comprometida. Ser lenguaraz, dicharachero, y verboso, no implica tener palabra. "A Luís E*., dale cuerda, y se enrriata, y ahorca, él solito", me dijo uno de sus compañeros de viaje, y cofrades de la "Rata Blanca". Todos los años que trabajé en la Uni, fui perseguido tanto por izquierdas, como derechas, por negarme a afiliarme a sus trapacerías, y ser un testigo incómodo de ellas. Aun de mis parientes en puestos directivos. En el caso de Luís E*., ejerció un abuso de autoridad en mi contra, irracional, inmoral, visceral, e injustificado, sin merecerlo. Por no poder desquitarse de mis familiares que le causaban molestias. Lo cual empaña, y mancha su imagen de científico, que ahora no discuto. Es el suyo, el lenguaje que acompaña al pensamiento ideo-fugitivo o saltígrado, por tanto, propio de las fases maníacas. (Fin). Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Autor: Ariel Zapata

Comentario:

Esto tal vez no tenga sentido para muchos de ustedes, pero de lo que hemos comentado, es que son los modelos imperantes en nuestra sociedad al imitar los comportamientos individualmente creyendo que es lo que se necesita para triunfar. No lo es así, ya que son modelos donde se muestra que lo indicado allí es para que cada quien se vaya por su lado, sin darse el educar de que es la manera de tardarnos más tiempo en llegar a donde queremos. Contrario a los otros modelos proactivos que ilustran con los resultados obtenidos al aplicar el sistema de trabajo en equipo, sistema que debiera permearse profusa y ejemplarmente a todos los sectores sociales para armonizar el lenguaje de trabajo, es decir, que se hable el mismo idioma en la comunicación para conseguir cosas, si queremos progresar. Si se analizaran a fondo estos paradigmas exhibidos en películas, programas y novelas de TV y en las propias canciones mexicanas, repetidos en ellas iterativamente emulando actitudes (vistas y oídas) tanto en lo individual como en lo general, habremos entonces caído en la terrible cuenta del por qué estamos como estamos y de que así somos. Hay que corregirnos necesariamente. Felicidades a las Lupitas y a los Lupitos hoy 12 de Diciembre. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ernesto Piñeyro-Piñeyro

Comentario:

"Con Ojos y Oídos de Niño". Luis E*, "Hombre de palabra", ¡Yo te​ngo otros datos! (Además). (1/2).- Su lado obscuro. Un familiar mío, de reconocido prestigio profesional, y solvencia moral, tuvo un grave desacuerdo personal con él, en el cual Luís E., salió raspado. Esto, antes de que Luís E¨*., brincara a la luz pública. Como mi pariente se dedicaba a la práctica profesional no dependía de la UNL, por lo que Luís E., trasladó a mi persona, que si trabajaba en la Uni, toda la tirria, (Def., Tirria; Manía persecutoria, irracional e injustificada), desarrollada entre ellos. Siendo yo representante maestro suplente, ante el Consejo Universitario, por la Prepa Técnica Médica. En una reunión del mismo, mandó a un porro a sacarme por la fuerza del recinto, sin antes verificar mi calidad de consejero maestro universitario. A lo cual me opuse y no lo permití. En otra ocasión, tuve la necesidad de pedir la renovación de mi beca, a la que tenía derecho, para terminar mis cursos de postgrado en el extranjero, donde había dejado a mis pequeñas hijas y a mi esposa. Se negó a recibirme en repetidas ocasiones. Por la urgencia, recurrí a un familiar político de mi esposa, a quien le debía favores políticos él. Accedió a recibirnos, y delante de este testigo, también maestro universitario de larga y reconocida trayectoria en la UNL, me recibió con estas palabras, "¿A qué familia de los… (mi apellido), perteneces, de los pillos o de los que no lo son?". A lo que, enfurecido, respondí en estos términos, ante el familiar de mi esposa como testigo. "Mira caón, el pillo  y corrupto eres tú, que permites que se esquilme y obligue a los empleados de la UNL, para comprarte regalos de Navidad". Ante mi reacción tan violenta como inesperada, Luís E¨*., riéndose forzadamente, me aseguró que estaba bromeando. Al salir, me dijo mi acompañante que había arriesgado mi beca, pero que Luís E*., se había excedido, pues ni de broma se le dice pillo a quien no lo es. Ya lo mencioné en otro artículo, y lo repito; ante los ojos de un grupo de maestros, siendo rector, y en rectoría, Luís E*., acosó con piropos fuera de lugar, a una maestra de la facultad de Psicología, que no le había dado motivos para ello, y se sintió muy molesta. Se le adelantó por 44 años a Troomp, en eso de molestar mujeres, protegidos por su posición política o económica. Ahora se le ensalza como depositario de todas las virtudes humanas, en este libro biográfico, que no sé quién patrocinó, pero que obviamente es auto-laudatorio, del cual se hacen cómplices, sus promotores. Dice el refrán. "El que tiene la boca muy grande, debe tener la cola muy corta". Y este no es el caso, ¡Definitivamente!  (Continuará). Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Buscador:

Paellas