Enfoque

EL NORTE

Presionan Alcaldes al Bronco: Alcaldes metropolitanos advierten que urge plan de reactivación económica gradual y plantearán al Estado iniciar labores a mediados de mayo. Elektra, firma de Ricardo Salinas señalada por no cerrar pese a pandemia, litiga en varias ciudades para mantener abiertas sus sucursales. Advierten que CFE busca generar energía en plantas viejas con combustóleo, producto muy contaminante que Pemex produce en exceso. Sube 162% ingresos obtenidos por multas fiscales aplicadas por SAT en primer trimestre; $3,358 millones, según datos de Hacienda. En NL podrían registrarse hasta 4 mil 554 personas contagiadas con Covid-19, señala jefe de Epidemiología del Hospital Universitario. AMLO "olvida" hablar sobre asignaciones millonarias a hijo de Bartlett, pero sí arremete contra Reforma por publicaciones de los contratos.

 

DANIEL BUTRUILLE

En los círculos intelectuales, o círculos de personas que pretenden pensar más que los demás o hasta pensar en lugar de otros, se especula mucho sobre las consecuencias económicas, laborales, de relaciones familiares y sociales que tendrá la pandemia, hasta se dibujan nuevos estilos de vida, se pronostican la desaparición de numerosas costumbres pre-COVID-19. Seguramente, habrá repercusiones, ajustes y transformaciones sociales que no estaban en el radar hace un par de meses. ¿Cuánto de estas mutaciones de la sociedad será para bien y para generar relaciones más equilibradas? ¿Cuánto de estas modificaciones dejarán marginados a sectores enteros que querrán seguir con su modus vivendi pre-virus, o que simplemente no están preparados para adaptarse a las nuevas exigencias de comunicación, de movilidad y de digitalización que resultará del rompimiento causado por la pandemia? Estas evoluciones de nuestra sociedad provocarán numerosas reflexiones y desafíos. Pero, estoy seguro que antes de disertar sobre estas nuevas maneras de vivir nuestra vida, tendremos que resolver problemas inmediatos bastante urgentes y organizar una sobrevivencia apretada por las necesidades de cientos de miles de personas que perderán su empleo, su fuente de ingreso y que verán en la comida de mañana su principal y quizás única preocupación. Ojalá, los círculos intelectuales mencionados, dediquen su creatividad y su capacidad de innovación en solucionar la crisis de sociedad que explotará dentro de una cuantas semanas, si las autoridades no encuentren otra alternativa que la de un confinamiento temeroso. El nuevo valor indispensable será él de solidaridad y de cohesión social. Nada de dividir el país entre “adversarios” y el pueblo bueno y sabio. El lenguaje político deberá cambiar, si no se quiere generar resentimientos que tardarán muchos años en sanarse. La responsabilidad es de los gobernantes. A todos los niveles de gobierno. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

FRANCISCO TIJERINA ELGUEZÁBAL

Vayámonos organizando. Uno entiende que es necesario tomar ciertas medidas para mantener la “sana distancia”, pero en algunas situaciones diese la impresión de que lo único que consiguen las restricciones es exactamente lo contrario de su propósito. Ahí está el caso de los bancos que al exagerar en sus decisiones han hecho que el acudir a ellos se vuelva un verdadero infierno. Puedes ir de acuerdo en que se limite el número de clientes en el interior de una sucursal, pero si a eso le añades el que han reducido el número de cajeros y funcionarios, el asunto pinta mal y si además te enteras de que están cerrando aleatoriamente sucursales, el resultado es que hay pocas oficinas y todas están atiborradas todo el tiempo. Lo cierto es que la genial estrategia de los banqueros termina haciéndonos a todos, clientes y empleados, jugar una “ruleta rusa” de a ver cuándo y dónde nos toca. No hay que tener más de dos dedos de frente para comprender que puedes tomar una o tal vez dos acciones restrictivas, pero el conjunto de las tres que hoy tienen las sucursales bancarias es un verdadero despropósito. A todo lo anterior y si luego de dos horas de fila en el exterior con las nada agradables temperaturas y la continuada espera adentro de la institución, súmele que al llegar a la ventanilla hay bancos en los que te limitan el número de operaciones o los montos de las mismas. Y ni manera de alegar, porque es por la emergencia. Hay días en que sinceramente pienso que todas esas medidas son obra de alguien que odia muchísimo a los clientes y en el martirizarlos encuentra una extraña satisfacción. ¿En serio no pueden ser más asertivos y sensatos con sus clientes? Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

ÓSCAR TAMEZ RODRÍGUEZ

Por cierto... En los 3 Museos de NL se pusieron muy interactivos. A través de sus redes sociales, con el nombre de 3 museos, en la semana del 4 al 10 de mayo, combinarán la historia con algunas piezas de su colección  para dar mensajes divertidos a sus seguidores en redes sociales, así, el retrato de Benito Juárez de Roberto Montenegro, hace alusión a la sana distancia del Benemérito con Maximiliano. Vaya, si ya está cansado de tanta desinformación sobre el bicho y la corrupción presente en la 4T, haga un recorrido virtual por los museos. El presidente defiende la corrupción de las compras a sobreprecio diciendo que antes también se hacía. Ya no entendí, ¿no se supone que este gobierno no sería corrupto?, ah, se justifica porque los anteriores lo fueron. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

M.A.KIAVELO (El Norte)

ES curioso que Andrés Manuel López Obrador le haya dedicado el coro de "no estás solo, no estás solo" a Hugo López-Gatell porque, en realidad, sí está muy solo en su manejo de la pandemia del coronavirus. MÁS allá de las porras presidenciales, es difícil encontrar en la comunidad médica a alguien que respalde la labor del Subsecretario de Salud federal. MIENTRAS la Organización Mundial de la Salud insistía "hagan pruebas, pruebas y pruebas", López-Gatell respondía "que no, que no y que no". CUANDO los científicos de la UNAM dedujeron que había 170 mil personas contagiadas en México, él se aferró a que los únicos números válidos eran los suyos. LOS expertos lanzaron la voz de alerta sobre la ineficiencia del Modelo Centinela para una enfermedad como la del coronavirus, y López-Gatell optó por ignorarlos y dedicarse a cultivar su imagen de estrella. TODO eso llevó a que hoy no se tenga un dato actualizado sobre la magnitud de los contagios y, por lo mismo, que las autoridades federal y estatales tengan que andar dando palos de ciego. PERO, bueno, el Subsecretario no está solo: tiene al Presidente de su lado. Y EN el México actual, lo demás es lo de menos...

 

FRICASÉ (Reforma)

Estimados amigos, ¿qué nos recomendaban nuestros abuelos?: "Ni tantas que quemen al santo, ni tan pocas que no lo alumbren". Excelente dicho de la sabiduría popular que recomienda en todas las cosas un sano equilibrio, pues rara vez en la vida encontramos situaciones que exigen de nosotros respuestas extremistas. Si ponemos muchas veladoras, exagerando el número, quemamos al santo, y si colocamos muy pocas permanecerá en la oscuridad: el justo medio es lo que rifa ¡en esto y en todo! Ahora bien, el Dr. Manuel de la O, Secretario de Salud estatal, pudiera ser -no nos consta- un buen pediatra, pues eso es. Pero NO es epidemiólogo ni tampoco y mucho menos economista. Gravísimo error sería entonces continuar la cuarentena general y paro económico hasta finales de mayo, que al parecer es lo que De la O le recomienda a su jefe, Jaime Rodríguez, resultando increíble que éste le haga caso ciegamente, ello cuando el sector privado local le ha hecho ver al Gobernador con datos duros lo dañino que esto sería, causando un perjuicio irreversible a la buena marcha de la economía local.

 

REDES (Reporte Índigo)

¿Dónde están los diputados y las diputadas? En esta legislatura hay más de uno que se ha caracterizado por no quedarse callado y hablar de frente por las malas decisiones del Gobierno estatal. Hoy más que nunca la ciudadanía requiere del contrapeso del Poder Legislativo local. Y más ahora que Manuel de la O y la administración estatal perfilan culpar a la ciudadanía por las largas filas afuera de los supermercados, pastelerías y pizzerías por el pasado 30 de abril, lo que también se espera que ocasione un tsunami de contagios de Covid-19. Eso sí, pretenden ignorar las aglomeraciones de los días 27 y 28 de abril en el sistema de transporte, por lo que nos comentan.

 

PROTÁGORAS (El Horizonte)

En el tema del coronavirus en NL, es curioso que el tan temido pico de casos del Covid-19 ya van tres veces que cambia de fecha. El Dr. Manuel de la O Cavazos, titular de Salud del estado, había dicho a fines de marzo que el pico del coronavirus en NL se daría en la segunda semana de abril, luego lo cambió alrededor del 10 de mayo y por último "pateó" la fecha a finales de mayo y principios de junio. Este nuevo vaticinio quizá se deba a que en efecto en NL están aplanando la curva y la lucha contra el coronavirus se está alentando... peeero también podría ser que el señor está aprovechando el exceso de atención mediática y quiere alargar la contingencia. Incluso a lo mejor está considerando postularse para algún cargo; se sabe que su familia es de General Terán y a lo mejor al Dr. de la O se le antoja ir para el puesto de alcalde de esa plaza, o bien lanzarse por otro puesto de mayor envergadura. ¡Ya veremos!

 

PLÁCIDO GARZA

En tiempos de guerra, la rapiña se castiga con fusilamientos sumarios. En el lenguaje de los ejércitos, son actos humanos deleznables, pues es una infamia robar al que abandona sus casas y negocios para no perder la vida. Les platico que la rapiña también se da cuando fenómenos naturales obligan a hacer lo mismo a quienes deben dejar sus hogares y negocios para salvaguardarse en zonas más seguras. No se castiga con el fusilamiento, pero las penas son muy severas, aún en México. Y con esto en mente, ¿qué se puede decir de quienes en tiempos de pandemias se valen de chanchullos, influyentismo y -utilizando la palabra más mencionada por la 4T- corrupción, para vender a precios inflados, sin concurso o licitaciones a modo o amañadas, productos y servicios al gobierno? La cosa se agrava cuando se trata de mercancías que van dirigidas a salvar vidas y esto se vuelve un acto propio de animales -con perdón de esos seres- cuando quienes incurren en tales prácticas son políticos, sus hijos, parientes o testaferros. Con tales prácticas, esa “gente” entra en la categoría de buitres, porque sus “negocios” tienen encima todas las agravantes. Y ¿qué me dicen de las autoridades de gobierno -IMSS o la Secretaría de la Función Pública- que por tratarse de operaciones que involucran apellidos de políticos en el poder, justifican esas compras de productos marca patito a precios inflados? A mí se me hace que hay carroñería en el que vende con esas condiciones; también en el que compra, y lo mismo sucede con quienes avalan semejante mugrero y pretenden que nos traguemos declaraciones aberrantes como la de la doctora Claudia Díaz Pérez -titular del órgano de operación administrativa desconcentrada del IMSS en Hidalgo- al decir que como ellos compran sus cosas a razones sociales -no a personas propietarias- dijo que no sabían que quien vendió los 20 abanicos mecánicos era hijo de Manuel Bartlett, el director de la CFE. Esta funcionaria es a quien Zoé Robledo -director del IMSS- calificó como un “modelo de honestidad”, cuando se desató el escándalo de la venta a precios inflados de tales equipos por parte de la empresa Ciber Robotic Solutions, perteneciente a León Manuel Bartlett Álvarez, primogénito del funcionario federal ex priista y hoy, consumado morenista por conveniencia. Todavía no se aplaca la polvareda de esa operación amañada, cuando acaba de salirle otro trafique al hijo del político de marras, pues se filtraron a los medios documentos que prueban otra operación similar por casi $95 millones de pesos, de su misma empresa para venderle sin contrato ni licitación, equipo médico al ISSSTE. Este es el desmadre que se trae la 4T, que el mismito presidente o no sabe o se voltea para otro lado o de plano lo permite, en tiempos en que no cesa de su discurso la letanía de “lucha contra el corrupto neoliberalismo” de sexenios anteriores al suyo. Lo peor es que la tarea de sus estorbantes -ni a ayudantes llegan pues le complican la existencia al inquilino del Palacio- se enfoca cada vez más en tratar de quedar bien con su jefe y menos en resolver los graves problemas que aquejan a México en materia de salud, de economía, de seguridad, educación, relaciones con la IP (Iniciativa que debe ser ahora Pública y no Privada), similares, anexos y conexos. Por un lado la corrupción de compras a troche moche, de última hora, con la puerta machucándoles los dedos por haber iniciado tarde el control de la pandemia. Y por el otro, la desaparición de quienes deberían estar al frente de los ejércitos “revolucionarios, liberales y anti conservadores” en esta batalla contra el virus, la crisis económica y la inseguridad que no cesa. ¿Cómo quiénes?: 1.- Los científicos, especialistas e investigadores de a deveras en epidemiología, no los políticos oportunistas e ignorantes en la materia como López Gatell. Hablo de la trinchera de la salud. 2.- Los que fueron nombrados con pompa y circunstancia como enlaces del gobierno ante los empresarios para reactivar las inversiones y con ello poner a jalar los motores del desarrollo económico de un México que sigue arrastrando la cobija en el tema del PIB. Me refiero a la trinchera de la oficina de la presidencia que sigue en manos -hasta ahora- de un Poncho Romo que no da señales de vida desde hace casi un mes. 3.- La Guarida Nacional de Alfonso Durazo, que fue equipada con más de 50,000 elementos y casi 3,000 trocotas propias de un país en guerra, para supuestamente apaciguar a las bandas de criminales, que se pasean como dueños de Estados, ciudades y pueblos, como los del Cartel Jalisco Nueva Generación, que tomaron la plaza de Valparaíso, Zacatecas, el pasado 21 de abril, ante la impotencia del alcalde y sus fuerzas del orden “equipadas” con palos y resorteras. Durazo está desaparecido en la trinchera contra la inseguridad, a lo mejor porque prepara a marchas forzadas desde la cuarentena de su casa, la campaña para lanzarse por la gubernatura de Sonora el año próximo. 4.- La Secretaría de Hacienda, cuyo titular Arturo Herrera tiene igual que Romo, un mes de estar desaparecido, mientras la trinchera del manejo de la lana de México está descabezada y expuesta a las ocurrencias de MALO, ya ven la iniciativa que envió al Congreso de la Unión tratando de dar un golpe de Estado presupuestal, al pretender centralizar en su feudo el manejo de más de $600,000 millones de pesos destinados a contingencias como la pandemia. 5.- La inútil PROFECO, que nada hace para frenar la voracidad de comerciantes y proveedores de productos y servicios que se la están bañando en plena pandemia al aumentar sus precios en forma desorbitada. Me refiero a la trinchera para defender al consumidor, también descabezada porque su titular, Ricardo Sheffield, dio positivo en el corona virus. 6.- La palera Secretaría de la Función Pública, que exoneró a Manuel Bartlett de las acusaciones en su contra por $250 millones de pesos de enriquecimiento ilícito y pinta para lo mismo con el hijo del director de la CFE. Les hablo de la trinchera de la fiscalización de los dineros y los funcionarios públicos que los manejan, igual, sin dirección porque Irma Eréndira Sandoval está enferma del COVID-19. CAJÓN DE SASTRE “La rapiña está a todo lo que da con el pretexto de que tienen qué hacerse compras rápidas y siguiendo el mal ejemplo de la 4T, gobiernos como el del Bronco en NL, tratan de taparle el ojo al macho publicando en sus sitios de internet, que llevan gastados más de mil millones de pesos con la pandemia, pero los muy descarados no dicen en qué se ha ido ese dineral ni a quiénes les han pagado. ¿Y los órganos de fiscalización de la federación y de una entidad como NL? Nadando de muertito. ¿Y los legisladores federales y los locales? Haciéndose guajes, en sus jales de Total Home y cobrando -eso sí- sus jugosos sueldos, dietas y demás hierbas, por estar de inútiles”, dice la irreverente de mi Gaby. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

CLARA VILLARREAL

Sálvese quien pueda… Hay personas que no quieren salvarse a sí mismos. El ser humano lleva en su naturaleza la creación de los momentos más sublimes, pero también, de su interior surge la destrucción de la felicidad propia. Increíble pero ciento. Hay personas que trabajan en contra de ellos mismos. Los círculos sociales dedican su entorno en la aceptación, buscamos la aprobación de aquellos que nos rodean para saciar algunas inseguridades que llevamos en el interior. Muchas personas sabotean su existencia propia, reducen su entusiasmo a una rutina y limitan su crecimiento a actividades que no requieran esfuerzo porque prefieren irse por la vía segura a aventurarse a algo completamente nuevo, a estos yo los llamo desahuciados… por otra parte hay personas de buscan transmitir su luz, compartir conocimiento, ampliar su visión y salvar a los demás de los conflictos que arrastran en su vida, ellos son los Salvadores. Es común que no practiquemos la aceptación de las limitantes de los demás, exigimos que ellos reaccionen como nosotros lo haríamos, pero más allá de ser desahuciados o salvadores, debemos entender que no todos los seres humanos tenemos las mismas vivencias, los mismos entornos y los mismos objetivos. Hay desahuciados y hay salvadores. Ayuda a tu amigo, a tu socio, a tu hermano, a esa persona que necesita un impulso para brillar, para salir de su zona de confort, pero si él no acepta tu ayuda y quiere continuar con su rutina y en ella encuentra su felicidad entonces acéptalo y no te esfuerces con la responsabilidad de las decisiones de los demás, vuélvete salvador de tu propia felicidad y deja que el desahuciado viva su propia lección. Hay quienes no quieren salvarse a sí mismos porque han logrado llevar el control de su infelicidad y han generado una “estabilidad”. En breves palabras, los desahuciados son drenadores de energía mientras los salvadores son líderes en potencia. Despréndete, no hay necesidad de tener el control de todo, permítele a las personas ocuparse de las consecuencias de su conducta, suelta su mano, serena la angustia de salvar a los demás, acepta que no todos desean ser rescatados de los pesares que llevan en su vida, libérate de la responsabilidad que te proclamaste al sacrificar tu felicidad por la de los demás y recuerda que el derecho de complicarse la vida uno mismo, es sagrado. No hay nada más difícil y necesario que entregarlo al universo y soltar con amor. Twitter: @claravillarreal Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

JOSÉ JAIME RUIZ (Los Tubos)

Bartlett y Salinas Pliego. No somos iguales, repite el presidente. Con todo respeto y con la pena, pero sí, son iguales. Y si AMLO no da un golpe de timón en la corrupción e impunidad de sus amigos, el dúo incómodo, de poco servirá tanto discurso mañanero.

 

RAÚL A. RUBIO CANO

“Es tiempo de afilar machetes” para lo que viene, ya que al salir de la cuarentena definitivamente otro mundo nos va a esperar y por eso, creo conveniente ir comunicando un conjunto de reflexiones para estar fortificados en todos los sentidos para esa salida. En este espacio, ya hemos dicho algo del teólogo brasileño Leonardo Boff y su visión de lo que tenemos que hacer para vivir dignamente y en armonía entre nosotros y con la Madre Naturaleza y bueno, hoy hago una selección de algunas partes de la entrevista al filósofo y activista, Franco “Bifo” Berardi (Bolonia, Italia, 1949), realizada por Marcelo Axpósito, titulada “El capitalismo ya no es inevitable” publicada en el medio electrónico, Contexto y Acción (30/4/2020). Comenta  Franco “Bifo”: “Pues bien: el caso es que después empezó la pandemia y con ella me he visto obligado a pensar en la muerte de manera menos filosófica y más médica o más concreta. Y al mismo tiempo me ha entrado una especie de alegría de lo impredecible, porque en los últimos años he repetido muchas veces una idea de John Maynard Keynes en el sentido de que tenemos que hablar de lo inevitable: el capitalismo, la violencia, el totalitarismo... pero debemos hablar también de aquello que nunca se puede predecir. Voilà!, lo imprevisto ya está aquí y me ha dado una energía intelectual que ya no tenía. Porque antes me parecía que el capitalismo había ganado para siempre, que se iría transformando de manera cada vez más automática y totalitaria sin que pudiéramos hacer nada. Pero ahora lo impredecible ha abierto un nuevo escenario. Es trágico, es dramático, es brutal... pero al mismo tiempo es la apertura de un nuevo posible contra lo inevitable… ¿Qué podemos hacer? Podemos renunciar al beneficio, a la propiedad privada, a los criterios de prioridad que son específicos del capitalismo. Lo primero que tenemos que hacer y debemos hacerlo ahora mismo es establecer qué necesitamos básicamente: la alimentación, los medicamentos, la comunicación, el afecto, el placer de hablar con los otros... las cosas a las que no podemos renunciar porque sin ellas morimos. Claro que a mí me gusta volar en avión, ¡quiero volver a volar en avión en un futuro, por favor!, pero no me resulta indispensable. Lo que sucede es que a la hora de cambiar los criterios de qué es indispensable y en el momento en que comienzan las restricciones surge un problema político: ¿cuál es la fuente de legitimidad para tomar estas decisiones?, ¿quién toma estas decisiones sobre cuáles son las prioridades? Esto constituye un mundo político totalmente nuevo que va a abrirse dentro de pocos meses o un año… Hay una diferencia fundamental entre lo que pasó después de 2008 y hoy. El colapso de 2008 fue esencialmente un colapso financiero, es decir, surgió el problema de cómo volver a establecer un equilibrio en el funcionamiento de las finanzas y por supuesto entre balance financiero y economía social. La gran novedad es que ahora, aunque las finanzas hagan todo lo que les resulta posible casi no servirá de nada. ¿De qué sirve que inyecten millones de millones de euros o de dólares si no tenemos mascarillas, respiradores, comida, cosas materiales muy concretas que son producto de la inteligencia científica humana? Sin eso, puedes tener un billón de dólares: no te sirve de nada… Claro, porque el problema fundamental es cómo volvemos a dar prioridad a lo que resulta útil, todo lo que en la historia del capitalismo ha sido progresivamente cancelado por la abstracción financiera. La historia de los últimos dos siglos ha sido la historia de la cancelación de lo concreto, del valor de uso. Y de repente el valor de uso vuelve rompiendo todas las máquinas financieras abstractas proponiendo que debemos volver a hablar de algo muy concreto. Quién paga la crisis no es el único problema. Evidentemente que si tú tienes mucho dinero puedes corromper a alguien para conseguir prioritariamente un respirador, pero a escala social el problema es qué cosas útiles necesitamos concretamente. Eso es extraordinariamente nuevo, porque la gente importante hoy no son los financieros que decidían hace diez años y a quienes no les importaba nada en absoluto cuáles eran las necesidades de la población. No: hoy son importantes los científicos, los técnicos, quienes saben producir una mascarilla, quienes saben cultivar la lechuga para la ensalada que nos vamos a comer mañana. Somos nosotros, los productores, sobre todo los productores científicos el centro del proceso de reactivación de lo concreto y lo útil… Mi último libro, que todavía no ha sido publicado en castellano, se titula en inglés Breathing y en italiano Respirare. Está dedicado a la cuestión de la respiración. Nos encontramos en el interior de una crisis global de la respiración: son nuestros pulmones, es el aire contaminado el problema de hoy. Pero, al mismo tiempo, estamos descubriendo cómo la relación entre seres humanos, antes de ser una relación económica e instrumental es una relación de armonía de la respiración, de compartir un ritmo, un ritmo erótico, de la inteligencia, de la poesía, del caminar a través de la ciudad, de la noche y el día. El ritmo de la respiración. Yo estoy esperando que surja una idea igualitaria que se funde sobre la armonía planetaria de la respiración”. ¡Órale! Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

CHAVA PORTILLO

Buen mensaje circula desde ayer que nos hace ver la diferencia de los que aseguran que ante la pandemia estamos en el mismo barco y no, es la misma tormenta, pero diferente el navío y de forma sencilla y hasta simplista analizan el contraste. Este mortal virus es un potro desbocado que no sabe a dónde irá ni cuando se detendrá, lo mismo ataca a cualquier dogma, etnia, edad o condición social. La pandemia ha hecho ver la debilidad y la absurda manera en que ciudades de países gigantescos entendieron y atacaron el problema, un vistazo a barrios como Times Square en Nueva York o los Campos Elíseos en Paris nos hace ver lo débil que es el ser humano y que imperios poderosos hasta ayer juzgados invencibles, son mortales e insignificantes ratones asustados. Los que obsesionados repiten que en este mar embravecido viajamos en el misma carabela están muy distantes de lo que pudiera semejar una tragedia convertida en tormenta en un vaso de agua y que hacían buches de Astringosol para afinarse la garganta como empecinado en su terquedad el cocodrilo mayor que dice y afirma que lo duro ya pasó y que el coronavirus nos la pela, ya que le cayó como anillo al dedo. Sin comentarios. El ojo del huracán donde todavía estamos con el Jesús en la boca y que animados deseamos hacernos a la idea que nadie se muere en la víspera, nada más los guajolotes, sigue enseñándonos que todos somos iguales, pero hay unos menos iguales que los iguales. Para unos el gran problema les ha ayudado para pintar el cuarto, arreglar las diferencias con la pareja, remodelar la casa, platicar con el hijo descarriado, analizar a irle a otro equipo que nos sean los Rayados, organizar la chequera y recortar los gastos. Para otros el amanecer fue más crudo. Les avisó el administrativo que como “clavillazo” no más, el trabajo se acabó, que espere un depósito extra y que aguarde un llamado para nueva contratación. -Si es que la hay-. Hubo otros que les fue peor. Vendían lonches, tacos y fayuca en el centro y de la noche a la mañana se acabó el negocio, quedaron a deriva y nadie es culpable. Es la naturaleza que nos está pasando la factura y hay que seguir viendo hacia adelante y no voltees para atrás porque te conviertes en estatua de sal. Otros se quedaron meditando en la casa de campo, con sky y chorromil canales, Roku activado y un aire acondicionado que mitigue el abrazador termómetro que vaticina la tragedia de todos los años, la carne asada, los importamadristas amigos que no le temen al virus porque de algo nos tenemos que morir y en la piscina se ahoga el maldito contagio. Fue más tragedia la escasez de la cerveza… A los chavitos no les cae el veinte. Fueron vacaciones forzadas y si pierden medio año o el tetra completo ya nos reponemos a la otra. Los dueños de restaurantes que han invertido una fortuna y temen quedarse sin ella porque solo pueden vender por una ventanilla. Los que se iban a casar y no hay música, permiso ni mexicana alegría, los padrinos no “pueden” y los salones están cerrados. Jaime Rodríguez y Manuel de la O haciendo excelente faena al toro que está a punto de irse al destazadero mientras el presidente López juega con su trenecito. MENUDENCIAS: Otro virus está resultando en la carretera nacional que es el robo de terrenos. Vieja práctica y dicen que una de las causas que asesinaran a Edelmiro Cavazos el alcalde. A ver si Gustavo Adolfo le entra al toro con su tropa y pare esa pandemia. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Buscador:

Paellas