Investigación

La ultraderecha mexicana rumbo al 2018

 

LUEGO de la Guerra Cristera, que causó centenas de miles muertos, sobre todo en el Centro de México y El Bajío, derivado de una persecución del gobierno de Calles a los que profesaban la religión católica, se dio origen a un movimiento de estos últimos para conseguir el poder político, empezando por la creación de grupos clandestinos y secretos para instaurar “el reinado de Cristo” en los gobiernos. Algunos de estos grupos tomaron diferentes caminos, como son Los Conejos en el norte del país; Los Tecos, con sede en Guadalajara y El Yunque, que nace en la capital de la República y se extiende en todo México y en otros países…

 

 

POR SU origen reservado y secreto, se han levantado leyendas urbanas e incluso mezclas confusas sobre sus integrantes y sus acciones, (la verdad es que están peleados entre ellos) que han motivado decenas de escritos y publicaciones en medios de comunicación, que trascienden hasta nuestros días, como un escrito de la paisana periodista regiomontana Sanjuana Martínez, publicado en SinEmbargo, donde da a conocer los albores nacistas incrustados en el partido Acción Nacional, donde participó la Unión Nacional Sinarquista, muy cercana a la Iglesia católica y a la Falange Española…

 

 

SANJUANA menciona nombres de personas y agrupaciones que estarían vinculados a estos movimientos de origen cristero, como la agrupación clandestina “México Despierta” fundada por el panista “naci casinero” de Felipe Calderón, Juan Iván Peña Neder, ex coordinador de Asesores de Abraham González, subsecretario de Gobernación y cercano al senador Roberto Gil Zuarth…

 

 

EN ESTA organización, que ella califica como “filofascista panista”, estaba incluido Carlos Villar Erives, ex funcionario en la Secretaría de la Función Pública y Rafael Mendoza, ambos de Chihuahua. Peña Neder era el encargado de reactivar las células nacis, vinculadas al PAN en Jalisco, Nuevo León, Distrito Federal, Baja California, Estado de México. Utilizaba su oficina para establecer las relaciones con otras organizaciones fascistas como Los Tecos operada desde la Universidad Autónoma de Guadalajara con miembros destacados como el ex gobernador y ex secretario de Gobernación de Calderón, Francisco Ramírez Acuña…

 

 

NO SON los únicos panistas vinculados con esta corriente de pensamiento ideológico. Allí está la imagen e Omar Barona haciendo el saludo hitleriano, quien se desempeñó como secretario particular del ya fallecido secretario de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, de la Secretaría de Gobernación, del panista Felipe Zamora. Allí están las declaraciones de Oscar Sánchez Juárez, dirigente del Partido Acción Nacional en el Estado de México quien declaró públicamente que era simpatizante de Hitler a quien elogió de manera abierta por su “liderazgo” y dijo que comprendía que miles de personas estuvieran dispuestas a dar la vida por él”…

 

 

PERO también menciona a gente de Nuevo León con este tipo de vínculo, particularmente en el municipio de San Nicolás de los Garza, uno de los bastiones del PAN, donde la mezcla de la corriente fascista con los nuevos postulados del partido les ha permitido desarrollar un modelo político basado en el llamado “control de masas” impulsado por el llamado “Grupo San Nicolás” conformado por Zeferino Salgado, su hermano el ex alcalde Pedro Salgado y el ex alcalde Carlos de la Fuente Flores, además del actual Víctor Fuentes…

 

 

Y ASÍ, hay escritos aquí y allá, sobre estos grupos de origen católico (la Iglesia los rechaza públicamente por ser secretos) que trascienden a nombres de franca actualidad, como el líder de las autodefensas armadas, Mireles, que apenas ayer solicitaba mediante un audio grabado que lo dejaran pasar la próxima Navidad en un penal cercano a su familia. Hay que recordar que antes de ser apresado por portar armas de uso exclusivo del Ejército, el actual gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón participó con él en un evento público en Michoacán…

 

 

EL ASUNTO es que tapizados y asustados con el discurso hitleriano de quien será el próximo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se ha vuelto a poner sobre el escenario a estos grupos y personas en México, que, en teoría, estarían contentos no con la forma de actuar, pero si la forma de pensar fascistoide del güero copetudo…

 

 

POR EJEMPLO, después de que nuestro país se polarizó masivamente, en las calles y en las redes sociales, con las marchas a Favor de la Familia, diversos medios sacaron algunas reflexiones que vale la pena examinar. Proceso en notas del 9 y 19 de septiembre, firmadas por Álvaro Delgado polemiza sobre la intervención de la ultraderecha en la convocatoria de las marchas del Frente Nacional por la Familia y que tendrían como fin principal no la defensa de la familia, sino el influir en la elección presidencial de 2018…

 

 

ALLÍ SE habla sobre la incidencia del Yunque, movimiento clandestino de ultraderecha, en la organización de las marchas y su objetivo político. En voz de uno de los líderes del Frente, Juan Dabdoud Giacomán en un video advierte: “Pero esto apenas empieza. Estamos trabajando para las elecciones de 2018, donde no habrá espacio para candidatos anti familia de ningún partido. Si esto lo hicimos en apenas dos semanas, imaginen lo que haremos en dos años. Vamos por todo. La ciencia y la razón nos asisten. La mayoría silenciosa ha decidió alzar la voz y en 2018 nos tienen que oír. Las próximas elecciones, incluida la presidencial, son para la familia, son nuestras”…

 

 

TAMBIÉN habla sobre apoyos de origen internacional como CitizenGo y Hazte Oír hacia el Frente Nacional por la familia, que están ligados al Yunque en España y que, según esta publicación, ha penetrado incluso al derechista Partido Popular; Santiago Mata, escritor del libro “El Yunque en España, la sociedad secreta que divide a los católicos”, describe al grupo de ultraderecha: “El Yunque es mucho más que una secta, es una organización secreta anticristiana”…

 

 

EN NOTAS que han surgido desde 2013 se habla sobre el surgimiento de movimientos fascistas y nacis en México, en específico el portal Enlacejudio.com habla de un movimiento ultraderechista en Nuevo León que encabezan empresarios y políticos del PAN, incluso se habla que un sector de estos es armado y otro sólo ideológico. En la nota de enlacejudio.com hablan específicamente del Grupo San Nicolás encabezado por Zeferino Salgado, que apodan El Fuhrer y afirman: En reuniones secretas, integrantes del PAN sostienen una ideología basada en la pureza racial, el odio a judíos, masones, homosexuales o comunistas. Entre sus muy diversos objetivos se encuentra la esterilización de los indígenas y la supremacía de una doctrina de clase dominante sobre los “débiles”…

 

 

ESCRIBEN sobre la Hermandad Algiz, un supuesto grupo neonaci que opera en la entidad y que promueve el nacionalsocialismo. Juan Alberto Cedillo, autor del libro Los nazis en México, en entrevista añade: “siempre ha habido un grupo dentro del PAN con una visión fascista. A veces la esconden, otras más la sacan. Hay una relación de los empresarios regiomontanos con los nacis, un grupo muy fuerte de empresarios, obviamente son panistas y simpatizantes de Hitler; algunos se vestían con el uniforme de [los] camisas pardas, internamente tenían relación con grupos empresariales alemanes y se saludaban con el heil Hitler”…

 

 

ALLÍ señalan a Juan Iván Peña, que se desempeña como CEO de Connection México Global, una empresa de consultoría en materia electoral, gubernamental, energética y organizacional. En el área electoral ha desarrollado y posee los derechos sobre un Sistema de Ingeniería Electoral (SIE) “que permite obtener un número preestablecido de votos, a través de herramientas precisas de investigación de mercado, análisis y organización de la estructura de partido”…

 

 

EN LO gubernamental dan asesoría en relaciones públicas institucionales a nivel local, nacional e internacional, diseño de políticas públicas, manejo de crisis y relaciones con medios. Peña Neder aparte de haber sido coordinador de asesores de la subsecretaría de Gobierno en 2007 ha sido coordinador nacional de estrategia del Partido Nueva Alianza en Coahuila en el mismo año, subcoordinador de redes ciudadanas en el campaña presidencial de AMLO en 2006. En 2003, funge como Secretario Técnico de la Secretaría de prensa del Partido Revolucionario Institucional y en su paso por San Luis Potosí fue coordinador de asesores de la secretaría de Gobierno al mismo tiempo que delegado especial del PRI en el mismo estado y en 1992 fue subdelegado de la Profepa en su natal Chihuahua…

 

 

EN 2013, su ex esposa la abogada Talía Vázquez Alatorre, ex diputada perredista y ex abogada de Mireles, lo denuncia por violación junto a dos hombres más, amigos de él, y pasa dos años en el Penal de Matamoros. Logra salir libre por la decisión de un juez. Es a raíz de esta denuncia que salen a la luz detalles mucho más escabrosos; Talía asegura que después de casarse en el 2009 su matrimonio se convirtió en un infierno al confesarle Juan Iván que era admirador de Hitler y que lideraba una organización secreta de panistas filonacis…

 

 

LO QUE también saldría a relucir con la denuncia de violación es que Peña Neder pertenecía a un grupo conocido como la “mafia de los casinos” compuesto por funcionarios y ex funcionarios del PAN, la misma Talía acusó a Roberto Gil Zuarth, ex Presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Senadores de actuar en contubernio con su ex esposo para instalar un casino en Querétaro a cambio de 800 mil dólares. Gil Zuarth la demandó por daño moral y el panista ganó dicha demanda…

 

 

SOBRE TALÍA Vázquez Alatorre se dicen otras cosas, su hermana Selene Vázquez Alatorre, ex diputada perredista en Michoacán sufrió en atentado en 2013 y ambas hermanas adjudicaron su autoría a Peña Neder. Como abogada penalista Talía Vázquez actuó en la defensa del Dr. Juan Manuel Mireles, autodefensa de Michoacán en su ingreso al penal de Hermosillo, hasta se rapó la cabeza, defensa que abandonó al decir que el doctor Mireles había hecho un pacto con el gobierno federal…

 

 

LA SEÑORA Vázquez apoyó también al candidato independiente a la gubernatura de Tamaulipas, Francisco Chavira, aquel que también apoyara el Bronco a principios de año. Pero también lo abandonó por supuestamente pactar con el candidato del PAN; días después aparecerían fotos de la abogada departiendo con el senador priísta Marco Antonio Bernal y Enrique Cárdenas…

 

 

EN FIN, las ligas de organizaciones de ultraderecha con la política nacional parecen ser demasiado estrechas; y como al final todo se mueve en base al poder y el dinero, no es de extrañarse que haya “mano negra” en las movilizaciones sociales basándose en las creencias religiosas de la mayoría en el país (8 de cada 10 mexicanos dicen profesar la fe católica), y bien podríamos suponer que ese poder de convocatoria sea utilizado para acarrear simpatías para algún partido político, escudándose en el dicho que el fin justifica los medios.

 

 

SEGÚN “especialistas en activismo religioso”, el Frente Nacional por la Familia, constituido por más de mil organizaciones en protesta por la reforma de ley del presidente Enrique Peña Nieto para legalizar los matrimonios entre el mismo sexo, tiene la finalidad de posicionar electoralmente a la derecha y ultraderecha, y el partido que se identifica con esta corriente es el PAN y la candidata que llevaría esta bandera en las elecciones para la presidencia es Margarita Zavala, quien se perfila en las encuestas para ser la candidata oficial de ese partido…

 

 

LA NETA, valdría la pena hacer un libro sobre los mitos y realidades del activismo político católico en México, pues mucho de lo que se dice es cierto y otro tanto, mentiras. Pero de que existen Los Conejos, Los Tecos y El Yunque (no son lo mismo, incluso son enemigos), de eso no cabe la menor duda. Y muchos de sus integrantes son personajes muy famosos, usted los conoce…

Por Gilberto Miranda y Pilar Quintanilla

Aunque aún no se conoce el desenlace, la polémica desatada por el conflicto entre el delantero Alan Pulido y los Tigres de la U de Nuevo León obliga necesariamente a ver más allá del pleito mediático, y retomar un tema que por años ha sido una de las más grandes sombras del balompié nacional: la relación laboral entre los equipos y los jugadores.

Pulido es un muchacho de 23 años que juega una posición que escasea en México: rompe redes. Usualmente, en dicha posición la titularidad en los 18 equipos profesionales de la hoy llamada “Liga MX” (Antes Primera División) la ocupan extranjeros, por lo que siempre es de notar cuando un mexicano comienza a destacar por la única razón de ser del juego: hacer que la de gajos rebase la línea de meta. Todo se reduce a eso, pero detrás de esa virtud física y alegría pura, hay un aparato inconmensurable de intereses.

Que el futbol es un negocio, ni duda cabe. Y que es un espectáculo, cuando menos no debería caberla, pues el deporte más popular del orbe lleva los reflectores –y por consecuencia los billetes- hacia el talento: a un equipo espectacular como lo fue el Barcelona de Guardiola, que materializó el sueño que Johan Cruyff inició muchos años antes, cuando decía que jugar al futbol es muy sencillo, pero jugar un futbol sencillo es la cosa más difícil que hay.

¿Y el gran botín a dónde se va? Hacia donde el espectáculo y la virtud roban los sueños y el aliento del aficionado. En la velocidad endemoniada de Cristiano Ronaldo, la zurda imparable de Messi o el señorío de Pirlo en el mediocampo. Y quizá eso es lo que los directivos del futbol nacional, por generaciones incluso, no han acabado por comprender: el buen espectáculo deja más dinero.

Lo anterior es entendible por un motivo sencillo: la gran mayoría de los directivos no son profesionales. En un contexto donde la medicina deportiva, la administración y la mercadotecnia avanzan con velocidad vertiginosa, se comete el grave error de confundir la tenencia de recursos con la de capacidades. Para botón de muestra están las Chivas del Guadalajara, cuyo dueño, Jorge Vergara, es un exitoso hombre de negocios, pero ha llevado al equipo más popular del país al punto de estar en riesgo de perder la categoría, y lo más triste, a tener el mejor estadio del país (hasta que FEMSA inaugure el del Monterrey) más desolado que una iglesia en lunes cada que

Una gran parte de los directivos y entrenadores nacionales siguen entendiendo el deporte bajo lógicas bizantinas, pues el mero hecho de haber sido jugador profesional no es suficiente para ser un buen entrenador, entender los nuevos métodos de ejercicio y alimentación personalizada o las dinámicas del mercado global de clubes y jugadores. Un reflejo de esto es la arcaica creencia de que eliminar el número de extranjeros beneficia a los futbolistas nacionales, cuando en realidad frena la competitividad y nivel que pudiera alcanzar la liga.

Aunque hay entrenadores y directivos de muy distinta formación y calado, prácticamente todos los participantes del futbol mexicano comparten un rasgo de nuestra cultura política: concentran el poder y lo ejercen autoritariamente. De ahí se desprende un vergonzante acuerdo conocido popularmente (y habría que decir, con un cinismo involuntario) como el “Pacto de Caballeros”.

Un Pacto en el que todos parecerán caballeros –o al menos se visten como tales- pero en el que dos son los anfitriones de la fiesta: los dueños de las televisoras. Aunque sean simbiontes en el mismo y peculiar universo del rectángulo verde, los separa la altura de la tela: los patrones, de pantalón largo; los empleados, de pantalón corto. Y como entre símiles se entienden, los patrones se pusieron de acuerdo y se inventaron reglas no escritas que, como es natural en México, son mucho más poderosas que las oficiales.

Un “código de honor” que mancha el concepto mismo, pues consiste básicamente en un acuerdo entre los dueños para controlar los destinos de los jugadores a su ventaja: primordialmente porque, cuando un jugador termina su contrato con un club nacional, no queda exactamente libre, como lo señala el Artículo 18 del Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA, sino que el equipo mexicano que desee contratarle, tendrá que pagar a su club de origen (aunque ya no lo vincule contrato alguno) una cantidad que negociarán entre las partes, que de no darse, desata sobre el jugador la furia de los señores feudales de los equipos: por acuerdo de palabra, ninguno le contratará hasta que no se haya pagado la cantidad entre clubes.

Si un jugador decidiera no acatar las reglas que ponen los dueños como si fuera tienda de raya, estos últimos cierran filas y puertas, y le queda solo la opción de marcharse al extranjero a la buena de dios, como en su momento lo hicieron futbolistas como Gerardo Torrado y el regiomontano trotamundos Antonio De Nigris. Como marcados por la letra escarlata quedan los jugadores “rebeldes”, pues aunque hubieran logrado contratarse en el extranjero, al momento de querer volver a México les aplicarán las consecuencias del “Pacto”, exigiendo el pago extraoficial al equipo donde limita y al equipo donde se formó si quiere contar con la indulgencia plenaria de los dueños del balón.

En entrevista para el diario El Universal, el ex futbolista del América y seleccionado nacional Germán Villa describió el torneo mexicano como “La liga de Walt Disney, porque aquí pasa de todo, y lo que no, lo inventan”; y toca un punto fundamental, si bien el jugador es notablemente afectado como trabajador y se violan sus derechos laborales, no ha existido la unión y acuerdo entre los propios futbolistas para defender sus intereses. Continúa Villa: “Creo que somos el único país que nos saltamos los reglamentos de FIFA y ésta lo permite, ¿por qué? no sé. Si ves, en otros países a la gente que se le adeuda, hacen un paro y se les liquida y sigue la Liga. Acá se arreglan con la Federación, hacen todo a escondidas y sigue la Liga. No tenemos esa fuerza como sindicato, como Comisión del Jugador; al final, los dueños son quienes hacen y deshacen”.

Se ha hablado durante años de crear un verdadero sindicato o gremio de futbolistas que supere las débiles figuras hoy existentes, como la Comisión del Jugador controlada por la Federación. Probablemente la razón de fondo es que en la carrera meteórica pero corta del futbolista, la mayoría opta por sacar el mayor provecho económico posible en lugar de rebelarse contra el abuso de los patrones, probablemente pensando en amasar su fortuna, y aunque en descontento con las circunstancias, quizá piensan que ya vendrá una generación que le haga frente a la situación. Y así ha pasado más de una década.

Incluso en octubre de 2013 la diputada priísta de Jalisco, Claudia Delgadillo González, presidenta de la Comisión del Trabajo y Previsión Social en la Cámara de Diputados, promovió una iniciativa para reformar el artículo 295 de la Ley Federal del Trabajo, donde se consagra el derecho a una libre contratación. En su propuesta, la diputada establece el derecho laboral que tienen los deportistas profesionales para que una vez terminado su contrato puedan ser contratados por otro equipo, sin que los dueños del equipo anterior coarten este derecho. La iniciativa, como otras tantas, duerme el sueño de los justos en los archiveros de San Lázaro.

El futbol español vivió también una circunstancia similar…hace más de 30 años. Fue en 1979 que se creó la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles), con el firme objetivo de abolir el llamado “derecho de retención” de jugadores, que les permitía retener a quienes habían sido formados por el mismo equipo. La unión de los jugadores a través de la AFE fue lo que posibilitó que la versión española del “Pacto” se viniese abajo. Es también una cuestión de liderazgos, pues hoy en la AFE participan figuras de primera línea del balompié ibérico como Iker Casillas, Carles Puyol y David Villa. Y aunque existe la Asociación de Futbolistas Mexicanos, de acuerdo al Diario Marca, a su última asamblea acudieron apenas tres jugadores.

Gerardo Torrado, quién vivió en carne propia el pacto al no poder regresar a México después de jugar en España, comentó al respecto para Azteca Deportes: “El Pacto de Caballeros solo está aquí en México, en otras partes no existe. Uno puede irse a jugar al extranjero, sin contrato obviamente. Yo lo hice al finalizar mi contrato con Pumas. Habría que analizar lo del Pacto de Caballeros para que el fútbol mexicano pueda crecer. Si comenzamos a planear y a organizarnos de verdad haríamos crecer nuestro futbol. En México no existe una asociación como tal para ayudar a los jugadores, no tenemos un pacto nosotros para apoyarnos, ya que lamentablemente en ocasiones nos ocupamos más cada uno de nuestra situación, pero quizá habría que cambiar eso y apoyarnos, unirnos."

El otro gran actor de la historia brilla por su ausencia: la FIFA ¿La justificación? Sencilla: la FIFA tiene reglamentos, pero reconoce la “libertad” de los organismos nacionales de hacer los propios, tal como ocurre en el caso de la multipropiedad de equipos (aún presente en México, a diferencia de todas las ligas del mundo desarrollado), y por tanto, mientras no exista una denuncia, no está obligado a actuar como organismo regulador. La pregunta de fondo, y de no muy difícil respuesta es ¿Por qué nadie se atreve a formular dichas denuncias?

Por ello, pase lo que pase con el caso de Alan Pulido, y aunque haya una considerable probabilidad de que Tigres tenga la razón, es el último ejemplo de la forma arcaica e impune con que el principal espectáculo deportivo a nivel nacional es manejado por sus dueños. A raíz del nuevo formato implementado hace un par de torneos ya con el membrete de “Liga MX”, al inicio de cada partido, un niño le da el balón al árbitro y con un micrófono conectado al sonido del estadio recita la frase institucional: “Juega limpio, siente tu liga”. Probablemente los dueños les encante promover la idea del Fair Play, mientras no aplique para ellos y sus negocios.

Cabeza1

FotoInvestigacioMP180814 

La foto con Rafa Márquez fue tomada en el famoso restaurante La Leche, de Puerto Vallarta.

El ahora ex coordinador de los diputados del PAN en San Lázaro, Luis Alberto Villarreal, señaló que el video de una fiesta con bailarinas fue “una celada extraordinaria y profesionalmente bien hecha”.

En el Excelsior, este fin de semana,  ese periódico dijo que el Partido Acción Nacional (PAN) tiene tres hipótesis de investigación: una sobre quién mandó grabar la fiesta privada de algunos diputados en Puerto Vallarta, Jalisco y otra sobre quién la filtró; estas dos apuntan hacia los sistemas de inteligencia del gobierno de Nuevo León. La última se relaciona con el alcalde de Puerto Vallarta, el ex panista Ramón Guerrero, ahora del partido Movimiento Ciudadano.

Según Excelsior,  muy probablemente el gobierno de Nuevo León espiaba al diputado federal Martín López Cisneros, supuestamente por ser uno de los fuertes prospectos a contender por la alcaldía de Monterrey el próximo año, y quien iba de la mano de la popularidad de Margarita Arellanes Cervantes, actual alcaldesa, quien se perfila para competir por la gubernatura.

Villarreal, ahora ex líder de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados, fue despedido de esa poderosa posición política por aparecer en video bailando y abrazando a una teibolera en una fiesta que ocurrió en enero pasado, pero que recién se dio a conocer este agosto y a su salida, dijo a los periodistas que eran profesionales los autores del espionaje, delito que se persigue por ley.

Y es que suena bien, si eres casado y te pillan con imágenes y sonido, bailando, tomando y tocando a chicas ajenas que cobran caro, y argumentas que todo es una “conspiración política de altos vuelos”; vamos, hasta te eleva de categoría y te puede ubicar como una víctima.

Pero parece que no. Todo indica que no estamos ante un asunto de inteligencia política nacional, sino de algo personal, por cuestiones de dinero, que ha dejado muchas víctimas exhibidas y ha eliminado carreras políticas poderosas a lo largo y ancho del país. Como alguien dijo recientemente sobre el caso azul: "Se perdió el pudor y el poder al mismo tiempo”.

En Reporte Índigo, publicación electrónica que sirvió para dar a conocer las imágenes de la fiesta de diputados federales panistas en una finca privada en Puerto Vallarta, aparecen en dos días seguidos, dos diferentes videos, de la misma fiesta, el mismo día, ocurrida el 22 de enero pasado (De hecho hubo tres fiestas en tres noches seguidas, pero solo han aparecido videos de una de ellas).

En el primer video publicado por Reporte Índigo, hay mucha gente, ruido, música, baile y de todo. La intención en dicho video es señalar la condición de “dipu-tables” bebedores, bailadores y acompañados por bailarinas de los diputados federal del PAN, como el diputado federal por Guanajuato Luis Alberto Villarreal; de Nuevo León, Martín López; de Sonora Máximo Othón Zayas; de Sinaloa, Jorge Iván Villalobos; de San Luis Potosí, Alejandro Zapata Perogordo; y el secretario técnico de la legislatura, José Alfredo Labastida Cuadra.

Sin embargo, en el segundo video publicado, que paradójicamente ocurrió antes que el primero, cuando iniciaba la fiesta, nomás aparecen (aparte de las damas teiboleras y el grupo musical) tres personas que había en ese momento: Martín López Cisneros, que toca con delicadeza la nalga a una mujer; Jorge Iván Villalobos, que recibe condones de Edelmiro Sánchez Hernández, supuesto organizador de la fiesta en la Mansión Villa Balboa de Playa Venados. Otros dos sujetos también aparecen en la escena como ayudantes de Edelmiro y reciben instrucciones verbales. Pero hay alguien que, habiendo estado ahí todo el tiempo, nunca aparece en los videos.

¿Quién es este personaje misterioso que curiosamente nunca aparece en los videos aunque estuvo durante toda la fiesta? Preguntamos a algunos de los actores balconeados y resulta que identificaron a una sola persona que sí estuvo allí todo el tiempo, antes y durante la fiesta, siempre caminando o sentado en medio de todos y siempre con un teléfono celular sujetado al cinto con un clip, en la parte de afuera del pantalón, que ahora (suponen), podría haber sido utilizado para grabar video y sonido. El personaje en cuestión es regiomontano.

¿De quién se trata? Su nombre es Arturo Lauro González Villagómez; está casado, de acuerdo con las cuentas de sus redes sociales, con Marcela María Lam Morales. Juntos han recibido una buena dotación de denuncias legales, de acuerdo a lo encontrado en la búsqueda de su nombre en Internet y nos dicen quienes lo conocen que es director de Interlingua, antes Harmon Hall, ubicado en la avenida Miguel Alemán, en Guadalupe, así como en Cadereyta.

¿Quién lo llevó a la fiesta? Dicen que Edelmiro Sánchez, con quien ahora está peleado, aunque Arturo Lauro acude seguido a muchas fiestas, sobre todo de panistas, como ocurrió en los cumpleaños o eventos de pre campaña de Martín López, Alfonso Robledo y hasta de Ugo Ruiz.

Arturo Lauro, ahora supuesto grabador de los videos mediante su teléfono celular, podría ser también un actor principal, pues intervino como proveedor en la compra y posterior renta de vehículos para ser utilizados como patrullas en el Municipio de Puerto Vallarta. Buscando su nombre en Transparencia del playero municipio, aparece como propietario de una empresa que tiene contratos con el Ayuntamiento: uno por la renta de vehículos para patrullas de policía y tránsito; otro para venta de motocicletas.

No sabemos si tenía intención de “quemar” nomás a uno, o a todos los asistentes a la fiesta en Puerto Vallarta (se supone que Martin López era su amigo, incluso él se los presentó hace años a los otros); pero eso ahora, es lo de menos; ya perdieron su puesto, aunque no su fuero, el coordinador y el vice coordinador de los panistas en la Cámara de Diputados. Seguramente le quitarán la Tesorería a Martín y varios perdieron por lo pronto simpatías para ser postulados a otros cargos de elección popular: uno para alcalde de Monterrey; otro para gobernador de San Luis Potosí, cuando menos.

Tampoco se sabe si algún otro de los ayudantes allí presentes, junto con Arturo Lauro, pudo haber grabado otros videos; aunque testigos dicen que el único sospechoso que caminaba entre todos con un celular colgando del cinto (que no bailaba, pero si bebió y disfrutó de la compañía de las damas) y que no aparece en ninguna escena de los videos, es Arturo Lauro González Villagómez.

El diputado y ex coordinador de la legislatura del PAN, Luis Alberto Villarreal dijo también que él y su partido político presentarán una denuncia penal contra quién o quiénes hayan hecho el espionaje.

Ahora que ya conocemos a otro de los actores participantes de la Fiesta de Villa Balboa, pues incluso se dice que la renta de esa casa fue pagada con un cheque de su empresa. Habría que someter a todos los participantes a la prueba del polígrafo, en especial a Arturo Lauro, pues los testigos lo ubican en la fiesta, pero es el único que no sale en los videos…

Buscador: