Perico Polico

USTED recordará aquel chiste en el que una persona va en sentido contrario por una avenida y escucha en la radio que un reportero narra esa situación, y él dice: ¿uno? ¿Son miles los que vienen en sentido contrario? Nuestro Primer Mandatario es ya el único en todo el mundo que sigue señalando que no hay de qué preocuparse, que todos deben salir a la calle a comprar y hacer economía y que él nos dirá cuándo no hacerlo…

 

ESO EN materia de economía. En materia de salud, un día después que la Organización Mundial de Salud puso a México en fase dos, subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell declaró ayer el inicio de la fase 2 de la emergencia por el Covid-19. Entre las acciones que se deberán llevar a cabo en el país están: Proteger y cuidar de las personas adultas mayores. Suspender de clases del 23 de marzo al 19 de abril. Suspender temporal de eventos y reuniones de 100 personas o más. Suspender temporal de actividades laborales que involucren la movilización de personas en todos los sectores de la sociedad, Intensificar las medidas básicas de prevención. Cosas que ciudadanía ya había comenzado a hacer desde hace una semana…

 

EL FUNCIONARIO López reconoció que llevando a cabo la Fase 2 de esta emergencia de prevención continuará habiendo reportes de casos positivos, ésta podría ser más lenta; no obstante, la Fase 3 representará retos al sector salud y al país. Y eso pudiera ocurrir la próxima semana…

 

EN ALGUNOS grupos de redes sociales he leído comentarios de seguidores de don Andrés Manuel, defendiendo sus posturas, dichos y acciones, a capa y espada, pero esas mismas personas, que conozco, están encerrados en sus casas a piedra y lodo, teniendo un doble discurso, porque dizque defienden a su líder, pero en la práctica, no le hacen caso. Otro amigo, colaborador de este medio, nos escribió que “no vale la pena seguir las declaraciones de AMLO. Lo que ocupamos es seguir las indicaciones de los expertos y cada uno de nosotros tomar en serio nuestro papel, empezando por ser responsables, cuidando nuestra salud y la de nuestra familia”…

 

LA VERDAD es que todos tenemos miedo en este momento a infectarnos del virus, enfermarnos, contagiar a otros y hasta el temor de entrar a un hospital, o lo peor, perder la vida. Pero muchos, quizá todos, estamos con pánico y el Jesús en la boca por lo que creemos e intuimos que va a ocurrir después, cuando pase la pandemia, y entremos en una crisis económica, muchos sin ingresos (desde ahora), sobre todo los que viven al día, otros sin empleo, otros sin poder solventar sus deudas, otros porque cerraron sus negocios o perdieron su trabajo. Y, efectivamente, el miedo no anda en burro y tienen razón. Pero de nada sirve anticipar lo inevitable y lo que no podemos resolver porque está por encima de nuestras capacidades. ¿Qué si podemos hacer desde ahora?…

 

SI ALGO nos distingue a los mexicanos y eso nos ha hecho salir de muchas crisis, no es precisamente que descendamos de Huitzilopochtli, o de una mezcla de ese dios antiguo y los conquistadores españoles, ni que tengamos estampitas milagrosas para detener las calamidades, ni otras cosas mágicas que suenan por ahí. Lo que nos ha salvado es ese espíritu de solidaridad que tenemos los mexicanos y que no es tan común en otras latitudes del planeta. Nosotros somos capaces de ayudar con generosidad a otros cuando hay calamidades, lo hacemos con nuestros familiares, con conocidos, con dependientes y hasta desconocidos…

 

SAQUEMOS desde ahora ese espíritu solidario; no nos esperemos a que venga la crisis económica  en mayor medida. Hagamos lo mismo que ya hicimos con la pandemia, le creamos o no a nuestro Presidente, empezamos desde hace días los mexicanos a tomar medidas por encima de las instrucciones de la autoridad. Algo así como lo que pasó en el sismo de 1985, que los ciudadanos salieron a la calle ante la inactividad del gobierno. No nos esperamos a que el Jefe de la Nación, saliera a decirnos si debíamos hacer o dejar de hacer: de saludar con la mano, abrazar, besar o acercarnos a grupos vulnerables, nos encerramos muchos en nuestras casas, dejamos de acudir a las aulas y hasta a los comercios, restaurantes, cines, casinos, eventos masivos, etcétera. Nos adelantamos pues…

 

HAGAMOS lo mismo con la economía. Si eres empresario, en la medida de lo posible, no mandes al desempleo a nadie. Tú también eres capitán de una nave y no tienes que hundir la nave antes de la tormenta y mucho menos saltar tú primero al agua antes que los pasajeros. Del guardadito que tienes en tu bolsillo personal, solventa los salarios, mientras pasa lo peor de la pandemia. No castigues a los que faltan al trabajo, sea porque así se lo pida la familia, sea porque la autoridad ya no lo deja andar en la calle para dirigirse al trabajo. Aguanta lo más que puedas…

 

MIRA LO que hacen ante la adversidad para cuidar a clientes y proveedores hasta los bancos, que no son para nada, damas de la caridad y que van a diferir hasta en seis meses los pagos de intereses y capital de los préstamos hipotecarios y para compras de autos y van a cambiar los contratos de riesgo en nóminas y comerciales y prorrogar los apoyos a ganaderos y agricultores. Piensa tú en tu mano de obra, en tu recurso humano, en tus clientes y proveedores, en tu comunidad vecina, antes que en tus bolsillos…

 

EL SEÑOR que te lava el carro, adelántale el pago de algunos servicios, para que tenga ahora dinero y pueda llevar alimento a su casa; lo mismo al peluquero, al que te entrega el periódico, al albañil, al plomero, al electricista, el dentista y otros tantos oficios y profesiones que viven al día; si ya no vas a los servicios religiosos y ves las celebraciones en la televisión, pregunta el número de cuenta de la iglesia para que deposites la ofrenda anticipada, para que el párroco o pastor no despida a sus trabajadores y tenga un salario para vivir y pueda seguir dando alimentos a los migrantes o menesterosos de la calle…

 

PONTE DE acuerdo con tus familiares, para hacer compras comunes de alimentos y productos y bienes indispensables, que se pueden hacer por internet y entregarse a domicilio, y así todos tengan oportunidad de pasar lo mejor posible estos días de encierro, con la mejor calidad de vida posible, sin que a nadie le falte nada indispensable. Si todos aportamos en la medida de las posibilidades, podemos hacer una “polla” que sirva para todos. Incluso podemos hacer intercambio de alimentos preparados por algunos para ser llevados para otros, con las debidas reservas de higiene y sana distancia. En fin, son solo algunas ideas para mostrar nuestra solidaridad con otros, empezando por los más cercanos y extendiendo hacia los conocidos, como el viejito abandonado a dos cuadras de la casa, el que recoge los desechos afuera de la casa, etcétera. Pero seguramente a usted se le ocurrirán mejores y más prácticas ideas…

 

PERO NO nos podemos esperar. Ni para ver si le cae el veinte al gobernante para hacer lo que le corresponde, como incrementar el número de pruebas a todo el mundo, para evitar el crecimiento de contagios, aunque sea algo muy costoso, que puede paliar usando recursos destinado a obras en este momento superfluas, sean aeropuertos, puertos de altura o trenes en la selva, que no nos servirán para nada, si estamos muertos nosotros y muerta nuestra economía…

 

Y APOYEMOS a nuestros gobernantes, aunque nos caigan gordos, aunque parezca que fueron infectados no por el virus sino por la pendejez, o porque quieran lucirse en tiempos de crisis o por lo que sea. Ellos son los “indios del penacho” y nosotros los “guerreros”. Hagámosles saber nuestras inquietudes, nuestras preocupaciones, nuestras necesidades y nuestros requerimientos, para que tomen las mejores decisiones en beneficio de todos nosotros. Las críticas en este momento no sirven de mucho, más para los que quieren aprovecharse para intereses mezquinos, algunos de negocio, otros de índole político-electorales. El tiempo pondrá a cada quien en su lugar. Recuerde que el que obra mal, se le pudre el cuco…

 

PERO LO más importante hagamos cada uno de nosotros lo que nos corresponde. Ayudemos a que la epidemia se acabe lo más pronto posible, que parece que se resume en tres consignas: lavarse las manos hasta la saciedad; guardar una sabia y prudente distancia con otras personas y encerrarse en casa. Y por el lado económico, ayudemos, de todas las maneras posibles, a que todo mundo tenga posibilidades para tener ingresos en este momento, no después Hagamos derrama económica anticipada por todos lados, con todo mundo, sobre todo con los que viven al día. La prudencia, decía hace poco un amigo, es todo aquello que hacemos para beneficio de otros…

 

Y DESDE luego, rezar. Vamos, hágalo aunque sea ateo. Porque lo que viene va a necesitar mucha más ayuda que la que podremos ofrecer solo con nuestras humanas posibilidades. Hay que recordar que la explosiva mezcla del virus con la inactividad económica, puede generar otra pandemia en la inseguridad, sobre todo en aquellos que hoy no son criminales, pero podrían verse orillados por las circunstancias…

 

SON YA 423 mil contagiados por el coronavirus en el mundo; en México hay 405 afectados, cinco personas fallecidas y solo cuatro curados al momento de los contagiados que podrían subir en breve a más de mil 500 casos. Nuevo León encabeza la lista de los estados afectados. Y puede ponerse peor, Así que quédese en casa (si puede)…

 

AUN CON el receso obligatorio por la contingencia del COVID-19, las dependencias del área de la salud de la UANL siguen activas brindando atención en las zonas donde sus servicios sean necesarios debido al “encierro” obligatorio por el que está pasando la población, por ello, la Facultad de Psicología pone a disposición de la comunidad en general los servicios de atención psicológica a distancia, a través de los siguientes contactos: WhatsApp: 8180881944; correo: urgencias psicolóEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y Facebook: Uni Contigo Fapsi...

 

EL EMBAJADOR de Canadá en México mandó un video a todos sus compatriotas pidiéndoles que a la brevedad salgan de México. Quizá nomás se refería a los viajeros. Pero si le hablaba a todos sus compatriotas que ya viven en nuestro país, algo sabe este señor que asusta...

 

LA FRASE de Manuel González: El estrés es causado por estar aquí queriendo estar allá, de Eckhari Tolle…

 

CUMPLEAÑOS: Hoy se celebra La Encarnación del Señor. Cumplen años el activista Jesús González Ramírez, también Carlos Humberto Ortega Quintero, el abogado Miguel Humberto Flores Aranda…

 

AVISO urgente: Cambio papel de baño por cerveza. Hice mal los cálculos, y estoy tomando mucho más de lo que cago. Gracias…

 

DISCULPE, ¿tiene alcohol en gel, para ponerme en la cola? Sí señor, si tengo, pero el gel es para ponerse en las manos. Ya lo sé, menso. Le pregunto para ver si hago fila para comprarlo…

 

CUANDO todo esto pase, voy a tomar unos días de descanso…

Buscador:

Paellas