Perico Polico

LA NAVE anda a la deriva en una mar tempestuosa, y el capitán anda mareado, pero no por el vaivén de las olas, sino por las lisonjas de sus subalternos lame suelas que cuando el capitán pregunta ¿qué horas son? Le responden que “las que usted quiera, mi jefe adorado”. Pero la nave corre serio peligro de estrellarse y hasta hundirse. No proponemos, ni Dios lo quiera, un motín, al contrario, queremos hacer un doble llamado de atención…

 

PRIMERO al jefe de la nación y a sus subalternos. A él que se tome una pastilla de humildad y que reconozca que también se puede equivocar y que lo necesitamos ante la tempestad tomando con firmeza el timón de la nave y tomando decisiones por encima de la alabanza de sus corifeos, quienes por su parte, deben pensar en la tripulación y los pasajeros frente a la tempestad que amenaza con hundir la nave…

 

EN ALGO tiene razón: el pueblo bueno y sabio, lejos del timón, debe tomar sus propias decisiones para sobrevivir: ponerse el salvavidas del confinamiento voluntario, lavarse las manos hasta cuando no se necesita, evitar las compras innecesarias y ante el menor indicio de la enfermedad, acudir al médico, para que sea el profesional quien determine si es un caso sospechoso. No se trata de buscar culpables; se trata de encontrar soluciones. Recordar que si la nave se hunde, nos hundimos todos, desde el capitán hasta el último de los pasajeros. Estamos en una situación de crisis y el manual nos ordena guardar la calma, contener el peligro, desde las causas y luego buscar remediar. Si alguien no está haciendo su tarea, dejémoslo de lado y tomemos cada quien lo que nos corresponde. El tiempo pondrá a cada quien en su lugar. Hoy necesitamos estar unidos, pero eso si sin tomarnos de las manos, pues aparte de que está mal visto, es insalubre…

 

DEBEMOS tener cuidado con lo que repetimos sin pensar en las redes sociales. El fin de semana “matamos” entre todos y con memes, a un empresario de apellido Kuri, quien finalmente, gracias a Dios, está infectado, pero vivo. Su familia ampliada todavía no se repone del susto, por una noticia falsa….

 

POR CIERTO, si es cierto que en China ya se dio de alta al último enfermo de coronavirus detectado y hospitalizado, podemos presumir que la enfermedad, una vez que se detecta, puede durar en un país hasta cuatro meses, ya que el primer caso en China (y en el mundo) fue el 17 de noviembre de 2019, de acuerdo a la fecha en que pudo haberse infiltrado en un cuerpo humano el primer infectado. Los chinos, ahora se sabe, cometieron el error, como parece que estamos haciendo en otras partes, de minimizar la enfermedad, porque al principio eran pocos casos y no letales, y solo advirtió de la pandemia hasta enero, cuando ya era inevitable el contagio masivo, que ahora tiene vuelto de cabeza al mundo entero…

 

SI ESTE calendario es cierto, apenas empezamos en México la tragedia que podría prolongarse por varias semanas. Tomando en cuenta cuándo pudieron haberse infectado los primeros portadores del coronavirus, que hasta ahora se sabe todos lo adquirieron en el extranjero, las cifras exponenciales de contagiados, podría elevarse a cifras impensadas a partir de este próximo fin de semana, pues muchos de los portadores de la enfermedad ya contagiaron cada uno, localmente, a 13 personas más, según las estadísticas; de ahí la importancia de evitar contactos innecesarios con otras personas, lo mismo porque nos pueden infectar, o porque si ya portamos el virus, contagiar nosotros a otros sin quererlo. Quedarnos en casa parece ser, entonces, la mejor solución…

 

LA INACTIVIDAD, ya se sabe, provocará terribles impactos en la economía, que quizá nos deje más pobres de lo que ya estábamos, pero por lo menos estaremos vivos para reiniciar la travesía hacia nuevos y mejores puertos. Pero ahora estamos, siguiendo con la alegoría, subidos en la misma nave, en medio de la tempestad, confinados en nuestros camarotes y con insuficientes lanchas salvavidas en caso de naufragio. Hasta los ateos deberían pensar en estos momentos en rezar. Ojalá el capitán deje de marearse y de pensar que a él la tempestad le hace lo que el viento a Juárez y que piense bajarse en alguna isla, llámese Guelatao o como se llame, para demostrar que él hace lo que quiere frente a sus adversarios, reales o imaginarios. Lo necesitamos pegado al timón, por lo menos para saber, que no es él mismo, quien busca el naufragio…

 

CAMBIANDO a los espacios universitarios, el rector de la UANL, Rogelio Garza Rivera, se reunió ayer con directores de preparatorias y facultades, así como de las dependencias de la administración central, para informar y actualizar sobre las medidas que se están tomando y las que se están evaluando para evitar la propagación del COVID 19…

 

EL EJECUTIVO universitario informó sobre la instalación del sitio web COVID19, donde se difundirán los comunicados oficiales de la UANL, y exhortó a la comunidad universitaria a seguir las recomendaciones de prevención y a mantenerse informados de esta situación en los medios oficiales de la institución, así como a través de las autoridades estatales y federales...

 

LE DESEAMOS a nuestro amigo periodista Josué Becerra lo mejor en este día de su cumpleaños…

 

LA FRASE de Manuel González. Juntos somos fuertes…

 

SE SUSPENDE la Semana Santa. Solo saldrá Pilatos, porque es el único que se lava las manos…

 

ESTAMOS tan salados que ahora que bajó la gasolina, no podemos salir a ningún lado…

 

ANTES tosía para disimular un pedo; ahora me echo un pedo en público para disimular la tos…

 

PREGUNTA ociosa: ¿La pendejez también se contagia exponencialmente?...

Buscador:

Paellas