monitorPolitico logo

Mosquitos 728x100

images/Lector.jpg

Autor: Erasmo Enrique Torres López

Comentario:

Para Edna Ovalle, con admiración y aprecio por sus nobles ideales y en recuerdo de su abuelo Juan Ovalle quien trató a Barba-Jacob en El Porvenir. El infatigable investigador de nuestra historia, Edmundo Derbez, uno de los pilares de la revista ATISBO, en su No. 63, año XI, nos habla de las extravagantes contradicciones del poeta colombiano Porfirio Barba-Jacob, a quien define como “amo del seudónimo”. Debemos señalar que Barba - Jacob, uno de los grandes poetas de América, llegó a Monterrey en 1908 llamándose Ricardo Arenales. Diez años y medio después fundó El Porvenir. El Maestro Derbez anota que “la estancia del poeta colombiano en Monterrey fue breve”. Al respecto queremos precisar que Barba-Jacob estuvo en esta ciudad en seis ocasiones y sí, cada una por poco tiempo, excepto la primera que duró 3 años. Héctor González, autor de Siglo y Medio de Cultura Nuevoleonesa  (Gobierno del Estado, 1993, p. 216) señaló: “estuvo en Monterrey dos temporadas”. En la primera 1908-1911, creó la Revista Contemporánea que circuló de enero a junio de 1909, publicación literaria que todavía la mencionan los conocedores de la misma, quienes pugnan por que se haga una reproducción facsimilar. De enero a abril de 1919 estuvo de nuevo en la ciudad y en esta “su segunda estancia fundó El Porvenir” (Op. cit). Se va y regresa al año siguiente y está aquí solo dos meses: mayo y junio de 1920; de este tiempo nos dejó el testimonio de un bellísimo texto en prosa que tituló “La Ciudad de las Épicas Montañas” y lo publicó ese mismo año en México, D. F. en Revista de Revistas. En la publicación de la Preparatoria No. Tres “Reforma Siglo XXI” No.70 de junio del 2012 se reprodujo ese poema en prosa. A finales del mismo año regresó brevemente a Monterrey pero sin ninguna significación. De diciembre de 1930 a junio de 1931 por quinta vez está en Monterrey y en febrero de 1931 redactó su escrito “Claves” que usó como prólogo en su antología Canciones y Elegías publicada en México en 1932.  Fernando Vallejo, su paisano y biógrafo, nos cuenta de una sexta y última vez que estuvo en Monterrey. Este destacado autor, ya nacionalizado mexicano, ha dicho: “nadie en el periodismo mexicano escribía como él”. Tiene razón Héctor González al decir, en su obra citada, que Barba-Jacob “dejó huella profunda de su paso, tan profunda como ningún intelectual… la había dejado” (Op. Cit.,p.216).  En el primer número de El Porvenir, de fecha viernes 31 de enero de 1919, pero marcado como 1001, bajo su cabezal se indica; “Director – Propietario Ricardo Arenales”, como puede apreciarse en la obra Los Cuatro Tiempos de un Pueblo de Rodrigo Mendirichaga (ITESM, 1985, p. 334). “El Porvenir” surge en enero de 1919; y es en enero, pero de 1942, cuando muere en la ciudad de México en la mayor pobreza y consumido por las enfermedades. En la nota luctuosa en la que el diario informa del deceso de Porfirio Barba-Jacob, su entonces Director, D. Federico Gómez, escribió: “fue el índice y el ímpetu mental pujante que dio vida a las primeras páginas de esta publicación en 1919”. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ernesto Piñeyro-Piñeyro

Comentario:

"Con Ojos de Niño". Paco Ignacio Taibo y Brozo, ¿Hermanos gemelos? Hace dos semanas, vi algunas entrevistas que le hicieron a Taibo, varios periodistas, por el revuelo causado por sus pintorescas y auto-demoledoras expresiones de, "Se la metimos doblada". Cuando la escuché, mi memoria se fue a mi escuelita católica marista de la frontera donde cursé la primaria. Esa expresión era revirada por los supuestos ofendidos, con otra, que ahora que estoy viejo, me causa risa por su agudeza. Pues en aquellos años, que eran los 40, y no rebasábamos los 10, carecíamos de la experiencia en medidas y grosores, profundidades, y amplitudes, de la anatomía humana. El supuesto ofendido replicaba, "Pos que chiquita y flaquita las has de tener, y tengas que doblarla, para que ajuste o al menos haga cosquillitas, donde la metas". Para cada expresión con pretensiones ofensivas o denigrantes, había todo un catálogo de contra respuestas y argumentos para invalidarlas. Repito, eran los 40, en una escuela católica, de aquel polvoriento rincón mexicano. Durante las comparecencias televisivas, mi memoria visual, fisiognómica, fisonómica, y eucrática, mantuvieron mutua contienda para identificar a quien me recordaban, los movimientos y manerismos de este señor. El "aburramiento" (sic), me venció, por lo poco estimulante de la plática, y renuncié a reconocer los modales de este señor Paco Ignacio Taibo, II, ó III, comparándolos con los de otro ser humano. Pero en estos días, me topé con el payaso Brozo, en una entrevista de carácter político. ¡Y ahí surgió la luz! Ambos personajes comparten similitudes etopéyicas, que los hacen parecer cuasi gemelos. Cuestión de ponerle peluca a Paco, o papada a Brozo, y ¡listo! Cualquiera puede encarnar al otro con facilidad. Además del lenguaje vulgar, soez, corriente y a veces obsceno, del que hacen gala ambos, como señal distintiva.​ Sin sentirme ofendido, amenazado o preocupado por el doblez de Paco, vale la pena preguntarle si sostiene la hociconeada que lo auto-descalificó ante los ojos de la raza. En especial para dirigir los destinos de la cultura nacional. Ah, se me olvidaba que él pertenece a la mal llamada clase intelectual del país, que se auto otorgan licencias para todo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: José Enrique Carrillo

Comentario:

Amigos de Monitor Político; la institucionalidad debe sentirse; no es discurso, es una clara diferencia; los cambios políticos que se vislumbran pueden ser positivos, el tiempo lo dirá porque es el principal juez, esto es porque en materia social y política debemos ser fríos y esperar resultados, no hacer critica sin fundamentos; ser más profesionales, la oposición siempre existirá; pero lo más importante es lo que realmente critiquemos con fundamento y motivación, un ejemplo de ello es que en política cultural universitaria se cumple este sábado 195 años de la primera cátedra de derecho en Nuevo León, gracias por el espacio. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ricardo Garrés Valdez

Comentario:

 

Pensamiento abstracto. División de los pueblos. Parece que algunos no alcanzan a entender, por lo abstracto, y falta del conocimiento de la historia de México, que la democracia acomoda a todos: los que ganan: mandan; los que pierden, se aguantan. No tienen que callarse, pero deben medirse en sus frustraciones con sus diatribas. Es el caso de Raymundo Riva Palacio en “El Financiero” de ayer. Dice que la división no se va a acabar: por supuesto. Desde la guerra de Independencia existe, zonzo. Ya robó lo que le dio su gana el PRIAN, entre otras cosas con el huachicoleo, ahora AMLO los para en seco en varios lugares y ya recuperó más de cuatro millones de litros de combustible, pipas, etc. en menos de dos meses. Bien dice una señora de rancho que conozco “Más hace el que quiere que el que puede”... Felicitaciones señor presidente, “el primer felino de la nación”: (tiene garras) se avienta; los resultados allí están, mencionados por El Universal ayer. Me da mucho gusto que detengan esos robos a nuestro pueblo. Somos un país supuestamente cristiano. Bueno, es un mandato bíblico que hay que tratar bien a los extranjeros “porque extranjeros fuísteis en tierra de Egipto” se les dice a los judíos; y todos los cristianos somos judíos espirituales. Espero los tratemos bien en México, y que en su corazón lleven el recuerdo de la gente mexicana que los trató con compasión y amor. Cuando trabajé en New York para el gobierno de México, me relacioné con judíos, claro, hay muchos en esa ciudad: me trataron muy bien: jamás se me ha olvidado su trato y los recuerdo con agradecimiento. En mis viajes a través de México, siempre he recibido un excelente trato así como mi esposa, nacida en Estados Unidos: No calla de lo amable y gente buena que son los mexicanos. Igual con los turistas gringos. Extendamos esta amistad a quienes van de paso, con hambre, sin recursos, buscando una vida mejor. “La isla de la gente mala” Así bautizaron los portugueses a una isla, donde a quienes los visitaban se los cenaban, creo era Nueva Guinea. Así hay también gente mala en México, por eso estoy de acuerdo con AMLO que esa Guardia Nacional aprobada por los idiotas del Congreso no está bien: Tiene que ser totalmente militarizada: no van  lidiar con raterillos robándose un kilo de barbacoa porque tienen hambre, son criminales dispuestos a vender cara su vida; deben de ser hombres y mujeres bien entrenados “y entrones.” Pocos civiles tienen el valor de enfrentarse a balazos a los criminales: no debe haber civiles en el mando. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.