monitorPolitico logo
images/Lector.jpg

Autor: José Rivero

Comentario:

En algún lugar de este mundo, ¿existe la Justicia? La Patria descansa en el pensamiento de un puñado de iluminados que han tejido un enredijo entre derechos del hombre y la llevada y traída igualdad. Esta reclamada igualdad contradice a la misma naturaleza que como herramienta de un orden superior ha creado un sinnúmero de especies animales, unas más fuertes y poderosas que las otras de las cuales se alimenta. Aún dentro de la misma especie los machos más fuertes compiten por el derecho de aparearse con las hembras que él ganador escoja. En esta cruel realidad ¿hay justicia? o será que ésta es solo una bella pero imposible utopía. En el sexo masculino hay los más fuertes, los más sabios, los más flojos y los más laboriosos. El hombre sin embargo tiene capacidades de asistir por voluntad al débil y al rezagado y es ahí donde alcanza una encomiable dimensión. El hombre animal se transforma en un ser superior. Dentro de estas dos dimensiones vivimos como hombre-individuo y hombre-colectivo. La segunda dimensión del amar y servir no elimina la primera que es competir. ¿Cuál dimensión impera? Ninguna; las dos coexisten. La naturaleza selecciona los más aptos y los menos aptos sucumben. ¿Injusticia? Quizá en este mundo la justicia no existe. 2/ Catarsis Social Mexicana. El termino katharsis utilizado por el filosofo Platón significa purificación, tuvo su aplicación en los inicios del sicoanálisis consistente en provocar un efecto terapéutico a través de la purga o descarga de afectos patógenos ligados a fuertes traumas a través de su evocación. Liberarnos del tremendo daño que nos ha provocado un total abandono moral ante los males de la corrupción y la ausencia de justicia no será cuestión de magia sino de una gran catarsis social quizá producto de un cataclismo de tal magnitud que nos mueva a enmendar conductas. ¿Sodoma? Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ervey Cuéllar

Comentario:

Tus temas sobre la militarización...tienes toda la razón....bien expuesto...bien razonado...saludos. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Federico Zertuche

Comentario:

¡Fuera máscaras! Dice el pseudo-izquierdista gringo tex-mex (antes les decíamos pochos), Richard R. Garres, que en sus viajes por carretera de McAllen a Monterrey, veía por la tarde las emanaciones tóxicas de la refinería de Pemex en Cadereyta, y que también “observaba” algunas fábricas. De tan agudas “observaciones” (a ojo de buen cubero), dedujo que “La conclusión es sencilla. NO son los autos los que contaminan, es la industria, que lo hace de manera mañosa durante la noche, tanto privada como PEMEX.” (¡Ah qué ‘mañosas’ empresas que actúan en lo oscurito!). Ahora resulta que son mentira las mediciones y monitoreos diarios que realiza la Secretaría de Desarrollo Sustentable, así como los inventarios de emisiones que efectúan firmas especializadas como LT Consulting, que en breve señalan que el 45 por ciento de las emisiones son producidas por fuentes móviles, vehículos automotores, transporte público y privado, alrededor de 2 millones de vehículos. Pero asegura Garres que “NO son los autos los que contaminan”. Un 28 por ciento de las emisiones producto de fuentes naturales, es decir, tierra, arena y otras partículas que son arrastradas por el viento a la ciudad desde los desiertos y suelos erosionados fuera del área metropolitana. 16 por ciento de emisiones producidas por fuentes del área, principalmente construcciones, caminos sucios o sin pavimentar, y el restante 11 por ciento corresponde a fuentes fijas, principalmente industrias, incluyendo las relacionadas a la petroquímica, metalurgia y cementeras. El genio de Garres les enmienda la plana al tanteo. ¡Ajá! El pez por su boca muere. Luego salió a darnos lecciones sobre pensamiento crítico y sermonear que no debemos utilizar argumentos ad hominem (del latín, ‘contra el hombre’) un tipo de falacia (argumento que, por su forma o contenido, no está capacitado para sostener una tesis) que consiste en dar por sentada la falsedad de una afirmación tomando como argumento quién es el emisor de ésta. Para utilizar esta falacia se intenta desacreditar a la persona que defiende una postura señalando una característica o creencia impopular de esa persona. Aunque Garrés, en su simpleza, dice “que consiste en un ataque a la persona, no a su argumento”, dejémosle ahí, pero veamos cómo se muerde la lengua, dando lecciones que incumple, helo aquí en sus propias palabras: “el chaparro del Enrique Peña, los diputados y senadores son una multitud de parásitos, el gusano traidorcillo del Juan Guaidó, el hipócrita del Guaidó, la traidora de la Tatiana Clouthier, los ineptos del Jelipe Calderón y el Quique Peña, un blanquito como Carlangas Andrés Pérez, los desempleados PRIANISTAS, ignorantes como Juan Pablo Castañón, los Privados de Iniciativa. Yo no tengo nada contra el capitalismo, siempre y cuando ‘les pongan bozal a los empresarios’, presidentes democráticamente electos siempre tienen cara de perros vociferando amenazadoramente. Eso no es ‘historia’, Jeribertín, es ‘merde’... de un retrógrado derechista y PRIANISTA... Eres patético en tu ignorancia supina. Últimamente vieron al peladito del Capriles y del Gaudió en Venezuela; al Alfaro de Jalisco: ese zonzo quiere ser presidente derechoso, mexicas furiosos atacando a Maduro, el panzón Gustavo Hoyos…” Y podría seguir, basta leer las barrabasadas que publica. Tenemos pues, un cínico impostor y farsante que de manera hipócrita se pone a dar lecciones que él mismo pisotea. Garres: Mírate en tu propio espejo, exhibes insulto y descalificación personal. ¿Tren Maya? No, gracias. #Yo prefiero la selva. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: José Guerrero Reséndiz

Comentario:

Buenos días, preciados pericos. hemos tenido semanas de indignación donde se solicita el presidio para algunos mexicanos, para todo aquel que haya cometido un delito, cárcel; en el siglo XIX también se tuvo un proceso de cambio, ya no se contaba con la mitad del territorio, y vinieron de ultramar a cobrar, países y banqueros, en estas crisis la banca ha salido avante; en la crisis de 2008 de los EUA, Bush salva a los banqueros, acá en México tuvimos el FICORCA y el FOBAPROA, o sea las pérdidas se socializan y las utilidades se privatizan, los congresos legislan sobre leyes que ven la realidad de las elites, y el pueblo siente como su patrimonio no crece o se pierde, esa es la realidad: el pueblo observa como los millonarios en FORBES se hacen más ricos ¡como sentar en la mesa a todos! hacer que el eslabón más débil salga fortalecido; estamos en el siglo XXI que nos ha dejado la Independencia, la Reforma y la Revolución. Si se cumple la Constitución de 1917, no se ocupa de reformas. Que la Paz sea entre vosotros. Que sea una excelente semana. Saludos fraternos. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ernesto Piñeyro-Piñeyro

Comentario:

"Con Ojos y Oídos de Niño". ¿Por qué te fuiste papito? Un gran problema social. (1/2). Muerte, divorcio, infidelidad, deserción hogareña, trabajo en gringolandia, y prisión, son algunas de las causas más comunes por las que un padre desaparece de la constelación familiar. Esta es una de las preguntas más dramáticas y punzantes, que se hace el ser humano, por la ausencia del padre. Especialmente en la infancia y la adolescencia. Para alguien en esas etapas del desarrollo de su vida, es una de las dudas más lacerantes que lo aquejan. Al crecer, se van conformando y adaptando a esa pérdida, con diferentes grados de aceptación. El impacto emocional y afectivo de esta ausencia, dependerá de la edad del hijo, la causa de la desaparición, el apoyo de la red familiar extendida, y la explicación que le den los mayores supérstites. Por supuesto, la aclaración, del padre cuando esto sea posible, es muy valiosa. Pero siempre, la partida del padre, abre heridas que permanecen abiertas toda la vida. Los niños pequeños creen que ellos son los culpables o responsables de la retirada paterna. La atribuyen a su desobediencia, o una conducta que molestó al papá. A los hombrecitos les afecta mucho la pérdida de un modelo conductual de su sexo, (no género). Que les señale un camino que les permita la identificación con los roles sociales propios de ellos. Aunque no lo crean, también para las niñas, la presencia del progenitor en su vida diaria, tiene una gran importancia, en las relaciones futuras con los hombres. Cuando la ausencia del padre se debe a una enfermedad terminal, un accidente, suicidio, homicidio, asalto, u otra causa irremediable, los hijos fantasean con su regreso. Llegan a alucinarse, escuchando sus pasos, su voz, a veces hasta oliendo su perfume o su aroma corporal. Las alucinaciones olfatorias, son consideradas las más primitivas en el ser humano. (Continuará). Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Autor: Ricardo Garrés Valdez

Comentario:

 

“Los subsidios no abaten la desigualdad” Jorge Suárez Vélez, editorialista de Reforma. Este individuo es un asno, es el típico tipo que “No entiende porque su cheque dependen de que no entienda” (Upton Sinclair).  Afirma  que “los subsidios a la gente no es la manera de mejorar la desigualdad, sino a través de más empresas y eliminar la informalidad.” Jajá. “Estos Empresarios se han estado apropiando 100% de todos los incrementos en la productividad por más de 30 años; y luego salen con la idiotez de “para aumentar el salario mínimo es preciso que aumente primero la productividad”: si chucha! Se han estado mamando todos esos incrementos por más de 30 años… los capitalistas mexicanos nacen por generación espontánea. Para crear riqueza se necesita el trabajo de todos, para crear multimillonarios se necesitan unos cuantos bastardines llamados capitalistas, para apropiarse de la riqueza producida, dejando una magra cantidad para que sobrevivan los creadores de riqueza. En esto, los capitalistas ingleses del siglo XIX eran más considerados, pues hicieron que se derogaran las “Corn Laws” en Inglaterra que imponían elevados impuestos a la importación de trigo de Estados Unidos, para bajar el precio del pan y que sus obreros se alimentaran mejor, así no tenían que aumentarles los salarios para que pudieran comer, cosa que en México no les importa a los miserables empresarios mexicanos y extranjeros. Son como la Ivanka Trump y su familia: producen sus chácharas en países extremadamente pobres pagando salarios de hambre las plantas que ellos contratan: una perfecta runfla de miserables. Y no me critiquen por mis ataques: si yo fuera capitalista sería igual de miserable y criminal que ellos: es el sistema: Bien dijo Mahatma Gandhi : “¿Crees que un capitalista Indio será mejor que un capitalista inglés? Por supuesto que no.” Así que no se hagan ilusiones si creen que "hay capitalistas buenos”, ni Walt Disney pudo crearlos; es imposible. El humano que se hace capitalista se transforma en mal individuo, nunca llena de atesorar ganancias, como el gordo Carlos Slim… “no se empacha de ganar dinero.” aunque no se vaya a llevar nada y no sepa siquiera quien lo gozara, como dice la Biblia. No sé quien compuso eso de “Ad Hominem” (ataque a la persona en lugar del argumento), pero yo quiero ser el padre de la siguiente expresión: “Ad Animalis”, que significa “ataque al individuo por ignorante o mal intencionado, en lugar de sus bastardos argumentos” There! Por ejemplo, Trump declaró que El Paso sufre terrible crimen por los inmigrantes. Sin embargo, el FBI ha publicado información del crimen en ciudades de diferentes tamaño, y El Paso es la ciudad que menos crimen sufre" Un mentiroso: "Ad Animalis", pues. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.